Edgar Dörig: "En Suiza, lo que el mercado necesite a nivel de calificaciones, lo encontrarán"

El embajador suizo en Chile conversó con Publimetro sobre el modelo de educación dual del cual su país es pionero. Durante el II Encuentro por los Jóvenes de la Alianza del Pacífico 2017, representantes del país de Europa Central, en calidad de observador, transmitieron su experiencia a los participantes.

Por Sebastián Vedoya
  • ¿En qué consiste el modelo de educación dual suizo?

En Suiza, ofrecemos 230 formaciones profesionales certificadas por el Estado. Los jóvenes que han cumplido su educación secundaria van a pasar 3 o 4 años trabajando en una empresa y, al mismo tiempo, van a participar en cursos académicos en una escuela profesional. Se trabaja 3 o 4 días, son asalariados, aprenden sus competencias y, además, reciben una formación teórica. Después, de acuerdo a lo que elijan, serán certificados con reconocimiento oficial.

  • ¿Cuáles son las ventajas que ha presentado este modelo en Suiza?

Tenemos muchos académicos de nivel universitario, pero los profesionales certificados son integrados rápidamente en el mercado laboral. Hay una coordinación muy cercana entre los poderes del Estado, las sociedades profesionales y las empresas. En Suiza, lo que el mercado necesite a nivel de calificaciones, lo encontrarán. Eso es parte del secreto de la innovación de nuestro sistema educativo, no sólo necesitamos médicos, abogados e ingenieros, también profesionales con una formación profunda en que sepan hacer bien las cosas, por ejemplo, para producir un pan de alta calidad o trabajar como se debe en construcción. En Suiza, esos servicios se hacen muy bien, lo cual, también genera que ganen bastante dinero.

  • ¿Qué tan masivo es este esquema en el país?

Si tomas un año académico, casi dos tercios de jóvenes van a completar una educación profesional, los demás son universitarios. Entonces, más de la mitad de los jóvenes suizos van a obtener una certificación. Son menos los que cumplen un título universitario, porque, en general, son menos necesitados.

  • En Chile, en general, un joven que se gradúa de educación técnica está menos preparado para aprobar el ingreso a la universidad. ¿Cómo se compatibiliza este avance en Suiza?

Hace 10 o 20 años era muy difícil que un joven certificado entrara a la universidad. Tuvimos una división mucho más estricta, pero hoy casi todos los puentes están listos para posibilitar el traslado desde el mundo profesional técnico al académico. Ahora, es una minoría la que va a llegar a esta situación, la mayoría decide continuar con sus profesiones.

  • ¿Se ha coordinado la matriz productiva con el sistema educacional?

En estas certificaciones se refleja toda la estructura de nuestro país. Hay profesionales técnicos en sectores que también existen aquí, como construcción. Pero como somos un país bastante industrializado, hay técnicos en el área metalúrgica o especialistas en manejar y construir máquinas complejas. Esas no son materias de universitarios, sino de personas certificadas altamente calificadas.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo