Artés y su refundación de Chile vía el deporte: "Tenemos que llegar a un momento en que no sean las S.A. quienes controlen los clubes"

El aspirante de Unión Patriótica es el segundo en entregar sus propuestas en materia de actividad física en el ciclo de entrevistas El Gráfico Presidencial. Con un énfasis puesto en lo masivo, el también líder del PC(AP) plantea la existencia de un Estado fuerte, pero también establece que la comunidad organizada debe ser la que tome las riendas: "que el pueblo mande, que el pueblo decida".

Por Pablo Serey Correa
Eduardo Artés compite por el sillón presidencial apoyado por 7 colectividades / Foto: Gabriel Molina
Artés y su refundación de Chile vía el deporte: "Tenemos que llegar a un momento en que no sean las S.A. quienes controlen los clubes"

Refundar Chile, esa es la idea madre en la que se sustenta el programa de Eduardo Artés Brichetti, candidato presidencial de Unión Patriótica y quien en entrevista con El Gráfico Chile explica el papel que juega el deporte en aquella aspiración de generar un nuevo país. A sus 65 años y tras toda una vida bregando en la política, desde una izquierda que se ha desmarcado del camino revisionista de los partidos tradicionales del sector, este profesor de Educación Básica ha dado el salto a la primera línea mediática al inscribirse como uno de los ocho aspirantes a La Moneda que estarán en la papeleta del próximo 19 de noviembre.

En el marco de nuestro ciclo de entrevistas El Gráfico Presidencial, Artés nos recibió en su comando ubicado en la comuna de Maipú y ahí expuso las ideas en materia deportiva que están dentro de su programa presidencial. Siempre apegado a su matriz ideológica, el también líder del Partido Comunista Acción Proletaria, cree en un Estado como eje de la práctica deportiva, pero también manifiesta que debe ser la comunidad, a nivel masivo, la que tome las riendas con participación y gestión. Y en dicho contexto, destaca su idea para dar solución a la violencia en los estadios, integrando a las organizaciones de hinchas como actores principales.

¿Qué lugar ocupa el deporte en el proyecto de refundación de Chile que plantea su candidatura?

Nosotros estamos centrados en plantear una candidatura en que el desarrollo humano sea pleno y cuando hablamos del desarrollo humano pleno, no podemos dejar de hablar del deporte, el deporte tiene que ver con un pueblo sano, vigoroso, fuerte, participativo, lleno de energía. Por tanto, para nosotros tiene que existir una política pública centrada en promover el deporte del punto de vista masivo, no solamente para la élite, por cierto, también tiene que existir un seguimiento, un apoyo real y efectivo para aquellos que destacan y tienen condiciones determinadas, ellos no pueden quedar botados y a la dependencia de la autogestión para poder desarrollarse como deportistas, pero somos partidarios de un movimiento deportivo comunitario, público y social.

¿Ahí qué rol jugaría el Estado? ¿El Ministerio del Deporte seguiría existiendo en su Gobierno?

En primer lugar, el Estado que hoy existe no nos gusta, hay que cambiar todo el Estado, por eso hablamos de refundar Chile. Un Ministerio del Deporte en un nuevo Estado lo vemos integrado a la vida social y colectiva, por lo tanto no solamente el mercado y la ganancia determinarán las funciones de un organismo que debe estar para regular una materia muy importante para el país. Para nosotros, un Ministerio del Deporte sería un coordinador, un sintetizador de las propuestas y de la planificación para hacer posible que el deporte se desarrolle en un amplio nivel. Cuando hablamos del deporte hablamos de una calidad de vida, estamos hablando que vamos a mejorar los índices de salud de la población, tanto mental como física, habrá menos enfermos, habrá menos personas con obesidad, habrá menos personas con problemas sicológicos, para nosotros el deporte es fundamental en la nueva patria que planteamos, centrada en los trabajadores y en el pueblo.

No solamente vamos a participar en disciplinas que son comunes en Estados Unidos o en otros países, también tenemos que ver nuestras propias formas de expresión deportiva

Y en ese panorama marcado por el deporte masivo. ¿Qué pasa con el alto rendimiento?

Si lanzas un movimiento social y deportivo masivo como el que estamos planteando, van a aflorar una cantidad de hombres y mujeres que demostrarán sus condiciones para el alto rendimiento. Una vez descubiertos, deben ser acompañados absolutamente, tanto desde un punto de vista material, sicológico, etcétera. No pueden quedarse a la buena de Dios como pasa hoy en día, viendo si una empresa les da algo, si algún particular les pasa para alimentación, eso es una precariedad intolerable, eso habla de podredumbre y de la crisis moral que vive nuestra sociedad.

De acuerdo con sus bases ideológicas, se puede asumir que ese apoyo para los deportistas provendrá eminentemente del Estado…

El Estado en todos sus niveles, desde la forma municipal o como se llame en ese momento, o desde lo que hoy hablamos de regiones por una imposición de la Dictadura, pero ya lo cambiaremos. En el deporte hay que ver las particularidades locales e inclusive de los pueblos originarios, que es un tema que nadie lo toca. Yo como profesor me acuerdo que había que hacer mediciones físicas de los alumnos y habían tablas de medición que eran traídas de Europa o Estados Unidos, ahí uno ve que nuestra población es distinta porque somos una mezcla de todo un poco, tenemos propias características, tanto desde el punto de vista biológico o cultural, hay que rescatar la identidad propia como parte de la cultura y del desarrollo deportivo, y no verlo como algo folclórico. Entonces, no solamente vamos a participar en disciplinas que son comunes en Estados Unidos o en otros países, también tenemos que ver nuestras propias formas de expresión deportiva, rescatarlas y promoverlas.

Artés compite por segunda vez en una elección. En 2005 fue candidato a senador por Santiago Poniente, instancia en la que terminó quinto y no fue electo / Foto: Gabriel Molina Artés compite por segunda vez en una elección. En 2005 fue candidato a senador por Santiago Poniente, instancia en la que terminó quinto y no fue electo / Foto: Gabriel Molina

¿El sector privado quedaría totalmente fuera de la participación en materia deportiva?

En el modelo nuestro las grandes empresas no van a existir, eso es lo primero, pero sí existirán las pequeñas y medianas empresas, a las que sí les daremos apoyo y van a participar, pero no sólo tienen que aportar con dinero, también con organización y gestión. Tenemos que llegar a un momento en que no sean sociedades anónimas quienes controlen los clubes deportivos. Yo pienso que los diferentes ámbitos de la sociedad pueden crear sus clubes y agruparse, pero no que sean estas empresas sociedades anónimas, que son entes artificiales y que solamente están enfocadas en el mercado de la entretención, las que manejen el deporte. Sin embargo, también estamos porque existan expresiones deportivas desde el punto de vista masivo para la entretención, pero lo más importante es la participación de la gente en el deporte. Tenemos un problema con la droga, según estudios hay más de 400 poblaciones en alto riesgo en Chile por problemas con las drogas, pero si no hay canchas, no hay lugares de participación, no hay espacios para la vida más sana, no hay monitores, no hay profesores de educación física, no hay una preocupación estatal, no podremos darle solución. Esa solución la encontraremos desde la comunidad organizada hasta el Estado.

Usted plantea acabar con las grandes empresas, por tanto suprimiría a las sociedades anónimas en el mundo del fútbol profesional. ¿Volvería a las corporaciones de antaño y plantearía un nuevo modelo de administración?

No sé si las corporaciones, pero claramente no las sociedades anónimas, por ningún motivo, eso es una degradación y una deformación mercantil de lo que es el deporte, por ningún motivo. Nosotros estamos por que los equipos de fútbol vuelvan a su estado original, cuando me hacías la pregunta pensaba en el origen de Santiago Morning, Ferroviarios, clubes que obedecían a agrupación de trabajadores, de cierto modo también la U y la UC llegaron al fútbol a representar a sus respectivos ámbitos: el mundo universitario y estudiantil. Aquí no se trata de negar lo profesional, todo lo contrario, tiene que haber un apoyo, porque indiscutiblemente tiene que haber un desarrollo de formas de vida, del trabajo, sueldos a la altura, pero en ningún caso llegar a la barbaridad que existe hoy, donde todo es lucro y en un ámbito tan importante como el deporte eso no se puede tolerar, no se puede lucrar, los clubes no pueden estar en manos del mercado. El deporte tiene que estar dirigido por una política nacional del deporte, dirigida y apoyada por toda la sociedad.

En el modelo nuestro las grandes empresas no van a existir, eso es lo primero, pero sí existirán las pequeñas y medianas empresas, a las que sí les daremos apoyo y van a participar, pero no sólo tienen que aportar con dinero, también con organización y gestión. Tenemos que llegar a un momento en que no sean sociedades anónimas quienes controlen los clubes deportivos

Hablando de fútbol… ¿De qué modo su Gobierno enfrentaría el problema de violencia en los estadios?

Dentro de Unión Patriótica hay compañeros que pertenecen a las distintas barras, incluso, con bastante participación en ellas, algunos líderes históricos. Este tema de la violencia en las barras no es otra cosa que una expresión que se da desgraciadamente en el plano deportivo, una disconformidad y una búsqueda de desahogo y expresión que se da frente a la insatisfacción que está en amplios sectores de la población chilena, ésa es la base fundamental, independientemente de cuestiones concretas o puntuales que se puedan abordar, para nosotros es fundamental entender la base del problema. Ante ello, nosotros no vamos a entrar con un tema policial para poder arreglar este problema de la violencia, sino que lo vamos a tratar desde un punto de vista social. Yo he conversado con distintas personas de la Garra Blanca, de Los de Abajo, de otras barras, porque incluso son miembros de nuestra organización, y claramente tienen bastante conciencia social, pero desgraciadamente en Chile la expresión popular, en general, está bastante restringida, inclusive cooptada por el sistema, entonces algunos se expresan ahí y claro que de repente pasan cosas que no son deseables para nadie, pero son consecuencias de algo, es una violencia que está enmarcada en nuestra sociedad desigual.

Yo estoy seguro que la mayoría de la gente de las barras quiere un deporte bueno, sano, entusiasta, con mucha garra, con mucha energía, no es gente que quiera la destrucción por la destrucción. Lo que pasa es que están enojadísimos con el sistema, quieren destruir este sistema que les impide la participación

Agrupaciones de hinchas reclaman que se hizo la ley sin considerarlos. ¿Usted planificaría una política en dicho ámbito integrando a las orgnizaciones de barristas?

Eso pasa en todos los ámbitos, a los actores propiamente tal de un ámbito no se les considera, se hacen políticas para, pero no desde, nosotros estamos por el desde. Yo estoy seguro que la mayoría de la gente de las barras quiere un deporte bueno, sano, entusiasta, con mucha garra, con mucha energía, no es gente que quiera la destrucción por la destrucción. Lo que pasa es que están enojadísimos con el sistema, quieren destruir este sistema que les impide la participación, claramente nosotros haríamos participar a todos los socios, toda la población, a todo el mundo que corresponda a darle la solución a este problema, no puede ser una cosa burocrática, administrativa y policial que se haga desde arriba. Con eso, a lo mejor, solucionas el problema puntual de un día, pero te va a reventar con una fuerza centuplicada a la anterior.

Asumiendo la preponderancia en los medios de comunicación que tendría el Estado un gobierno de Unión Patriótica. ¿Cómo funcionaría la difusión de los grandes eventos deportivos?

A través de todos los medios. En primer lugar, nosotros no estamos de acuerdo con el modelo actual y por ello vamos a nacionalizar todos los grandes medios de comunicación. No puede ser que Chilevisión y CNN tengan el mismo dueño y sea norteamericano. Los grandes medios siempre van a ver la ganancia, les importa muy poco la difusión del deporte, entonces si nosotros necesitamos desarrollar y poner en relieve determinadas competencias deportivas, es lo que vamos a hacer y eso no va a estar determinado por lo que pueda significar en cuanto a entrada de dinero a tal o cual canal. Si no podemos nacionalizarlo todo, vamos a obligar a espacios concretos, ‘si usted, señor, quiere ser dueño de un canal, está obligado a tener este espacio en un horario determinado para promover tal o cual cosas’, eso se hará de acuerdo a una orientación general en la que participará la comunidad y no solamente el Estado en forma burocrática desde arriba. En el fondo se trata de empoderarnos y hacernos dueños, por eso decimos que el pueblo mande, que el pueblo decida.

Artés Deportivo

Artés y su vida vinculada al deporte / Foto: Gabriel Molina - Diseño: Lissette Peña Artés y su vida vinculada al deporte / Foto: Gabriel Molina - Diseño: Lissette Peña
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo