Las grandes brechas de género que marcan la educación técnico profesional en el país

El 80% de los estudiantes de las especialidades con mejores sueldos y mayor empleabilidad son hombres.

Por Javiera Ortiz

Las salas de clases de los colegios técnicos profesionales son diametralmente distintas tanto para hombres como para mujeres: mientras los primeros practican con motores o crean sistemas eléctricos, las segundas participan de actividades vinculadas a cómo prestar mejores servicios.

Situación que quedó de manifiesto luego que la Fundación Konrad Adenauer junto a Espacio Público entregaran los resultados de su estudio “Desigualdades de género en la Educación Media Técnica Profesional” en el cual constatan que el 80% de los alumnos de las carreras técnicas con mayor empleabilidad y mejores remuneraciones son hombres. 

Ocho de cada 10 estudiantes que se matriculan en las especialidades industriales como minería, automotriz, electricidad y mecánica son hombres, carreras que hoy son mejores pagadas que las técnicas. Estas últimas ligadas al sector de servicios y trabajos de oficina, y que son preferidas en un 80% por mujeres.

Ocho de cada 10 estudiantes que se matriculan en las especialidades industriales como minería, automotriz, electricidad y mecánica son hombres, carreras que hoy son mejores pagadas que las técnicas

Diferencias en los sueldos

"Un estudiante de un colegio técnico profesional que haya estudiado alguna carrera industrial que comienza a trabajar inmediatamente cuando sale de cuarto medio en promedio ganará mensualmente en promedio $40.000 más que un estudiante del mismo año de un colegio científico humanista. Sin embargo, si ese mismo estudiante hubiese estudiado alguna carrera técnica, ganaría en promedio mensual $55.000 menos", explicó la investigadora de Espacio Público y autora del estudio, Eleonora Nan.

"Entonces, de acuerdo al contexto chileno un 80% de las mujeres de los colegios técnico profesional salen ganando menos dinero que sus compañeros, ya que las carreras que escogen son menos rentables", agrega la socióloga de la Universidad de Chile.

Si bien el panorama pareciese repetirse en todo el país, un caso llama la atención. En los últimos diez años las mujeres han aumentado sus matrículas en las carreras vinculadas a la minería en las regiones norteñas del país. Incluso actualmente son 9.500 las estudiantes que están cursando alguna especialidad relacionadas a este sector en la enseñanza media técnico profesional.

Importancia de disminuir la brecha

Respecto a este panorama, Alejandra Mizala, directora del Centro de Investigación Avanzada de Educación (CIAE) de la Universidad de Chile, enfatizó en la importancia de disminuir el sesgo de género que se da desde los profesores que enseñan a los jóvenes y planteó la necesidad de “instalar el tema de las diferencias de género en la formación transversal de los profesores, no sólo como un ramo en la universidad”.

Ante la duda de por qué mujeres y hombres realizan estas elecciones, Nan agrega que"influyen distintos factores, como los estereotipos que están presentes desde la crianza, y que se proyectan hacia el futuro creando miedos sobre las discriminaciones que las mujeres podrían sufrir en el trabajo”. Así como también otros vinculados a los refuerzos que los colegios mantienen como poner imágenes de mujeres secretarias y hombres con un motor en las manos en pendones institucionales, sentencia la especialista.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo