Así será el Transantiago en 2018: con cabinas para choferes y botón de pánico

Además de medidas para proteger a los conductores, también se prometen descuentos a los operadores que no cumplan con calidad de servicio a los pasajeros.

Por Jaime Liencura

Ayer martes el presidente del sindicato de Subus Chile, Alejandro Aedo, estaba contento. Durante la mañana, junto a otros conductores del Transantiago, hizo una prueba en terreno de unas láminas que seguridad que van a instalar en los vidrios de algunas micros para disminuir los riesgos de agresión a choferes.

"Es un elemento que evita que el vidrio se quiebre tan rápido. No va a evitar una agresión, pero sí al menos no les va a caer esquirlas a los choferes cuando les rompan los vidrios y eso les va a dar un tiempo para reaccionar", explicó a Publimetro el dirigente. Agregó que esta medida será instalada en la red Subus y espera que la próxima semana se finalice completamente.

Eso en lo inmediato. Porque a largo plazo, los choferes van a estar protegidos con cabina de aislamiento y con botón de pánico. Esa será la exigencia del Ministerio de Transportes a los operadores que quieran postular a la licitación en curso, que está abierta desde este lunes tras recibir luz verde de parte de la Contraloría.

“Se han habilitado en los buses nuevos que se incorporen en esta licitación, en un 100%, cabinas segregadas para los conductores y cámaras de seguridad”, indicó la titular del ramo, Paola Tapia.

"Los conductores nos han pedido algo muy importante: un botón de pánico, pero que ese dispositivo además funcione. Estamos haciendo todas las gestiones con los concesionarios para que estén operativos", agregó la ministra.

Conductores

Aedo aseguró que estas medidas "nos parece estupendo". No obstante aseguró que en la reunión que tuvieron con las autoridades Transportes pidieron también "un GPS georreferencial para ubicar a los buses cuando sea secuestrado, además de las protecciones que estamos poniendo en la empresa Subus".

Para Rodolfo Cid, directivo del Sindicato de Trabajadores de Alsacia (Simtal) en esta licitación "hay medidas buenas como algunas que no nos favorecen".

A su juicio, el área de seguridad para quienes están detrás del volante van por el camino correcto, pero hizo hincapié en que hay "deudas" con materias laborales, como ocurre con la subcontratación, inestabilidad laboral y las remuneraciones.

Mejoras en calidad

Guillermo Muñoz, director metropolitano de Transportes, aseveró a Publimetro que el dispositivo GPS que se instalará en las máquinas tendrá una doble función: además de conocer dónde quedó cierto bus, permitirá también monitorear el funcionamiento de los recorridos. La idea es evitar que se cometan malas prácticas de parte de los operadores, como sacarlos a la calle sin pasajeros o que pasen de largo en un paradero. Si lo hacen, los responsables recibirán sanciones.

Para ello, al indicador de calidad que existe actualmente, y que considera la regularidad de los recorridos y la mantención de las máquinas, se incorporará un ítem destinado a penalizar la no detención de los buses en los paraderos y la atención de los choferes a los usuarios. En caso de no cumplir con este índice, cada 15 días los operadores podrían recibir un castigo de hasta un 7% en sus ingresos.

Por otra parte, una empresa que destaque por su calidad recibirá hasta 10% de sus ingresos como incentivo, para que pueda seguir haciéndolo bien.

Finalmente, desde la cartera de Transportes quisieron destacar que en sólo dos días, al menos 15 empresas compraron las bases de licitación. A todos ellos les exigirán que los nuevos buses que manden a la calle tengan asientos más bajos, manillas al alcance de las manos y mejor infraestructura para los pasajeros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo