Machi Linconao tras ser absuelta por caso Luchsinger Mackay: "No debí estar ni una hora en la cárcel"

La mujer de 57 años declaró que sufrió durante el proceso y reiteró su inocencia. Su vocera exigió la renuncia de dos fiscales que acusaron a la machi.

Por Jaime Liencura

La machi Francisca Linconao (57) fue absuelta y recuperó su libertad, luego que el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco declarara que no existían pruebas suficientes para comprobar su participación en el ataque incendiario que terminó con la vida del matrimonio Viviana Mackay y su marido Werner Luchsinger.

Tras recuperar su libertad, insistió en que fue víctima de un montaje y que sufrió mucho mientras se mantuvo recluida.

"Nosotros sufrimos, yo sufrí nueve meses en la cárcel y no debí estar ni una hora en la cárcel, porque yo soy inocente”, reclamó la machi.

Agregó que "los carabineros mienten, los de la PDI mienten y los fiscales también”.

Cabe precisar que, tras realizar una huelga de hambre, Linconao consiguió cambiar su medida cautelar de prisión preventiva a arresto domiciliario.

Reiteró su inocencia

Respecto a los responsables del hecho que terminó con la vida del matrimonio Luchsinger Mackay, la machi indicó que no tiene detalles respecto a quiénes podrían ser los responsables.

“Yo no tengo nada que ver con los Luchsinger-Mackay, lo siento que pasó eso, pero no es posible que condenen a una persona inocente”, enfatizó.

Ingrid Conejeros, quien durante este proceso ofició de vocera de la machi, declaró además que “ha quedado establecida la maldad, la inoperancia, la falta de rigor con la cual han operado los fiscales para perseguir y condenar al pueblo mapuche”.

Conejeros además exigió la renuncia o destitución de dos de los fiscales del caso, Alberto Chiffelle y Luis Arroyo, luego de precisar que Linconao fue víctima de un montaje.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo