¿Cuál es el origen del oro? expertos de la U. de Chile revelan inédito estudio mundial

El hallazgo representa la primera pista concreta en el mundo sobre la raíz del preciado metal en los yacimientos que actualmente se explotan. 

Por Javiera Ortiz

Un equipo de investigadores del Núcleo Milenio Trazadores de Metales de la Universidad de Chile rastrearon por primera vez evidencias del origen del oro sudamericano, en las profundidades de la Patagonia. 

El descubrimiento fue dado a conocer recientemente en la prestigiosa revista científica Nature Communications, publicación en la que los autores del descubrimiento entregan una innovadora visión respecto a cómo el juego de movimientos internos de la Tierra podría haber favorecido el ascenso y concentración del precioso metal.

Martin Reich gentileza

Investigación pionera a nivel mundial, pues es primera vez que se descubre la presencia de oro en esa capa de la Tierra. Según explica el director de Núcleo Milenio y co-autor del estudio, Martin Reich, el interior de la Tierra se divide en tres estructuras: corteza, manto y núcleo. La primera de ellas es donde se encuentran los minerales que actualmente se extraen y sustentan la economía de los diversos países. Sin embargo, de donde provienen los materiales es del manto, las rocas que se ubican en las profundidades del planeta y que se han acercado a la superficie a través de erupciones volcánicas, por ejemplo.

En búsqueda del origen "del dorado"

El estudio que se centró en la zona del Macizo del Deseado en la Patagonia Argentina, una provincia con alta concentración de oro en la corteza, es relevante según el docente ya que "nos permitiría conocer dónde posiblemente podrían haber otros yacimientos que aún no han sido descubiertos. Es primera vez que un grupo de investigación en el mundo documenta la ocurrencia de oro nativo debajo de los yacimientos". 

"Si bien técnicamente no se puede explotar este oro dada su profundidad, este descubrimiento arrojó nuevas pistas sobre la formación de yacimientos minerales, los que generalmente se atribuyen a un origen en la misma corteza, sin considerar una raíz más profunda en el manto", explica Reich.

"Si bien técnicamente no se puede explotar este oro dada su profundidad, este descubrimiento arrojó nuevas pistas sobre la formación de yacimientos minerales, los que generalmente se atribuyen a un origen en la misma corteza, sin considerar una raíz más profunda en el manto", explica Reich.

¿Cómo llegó hasta allí ese metal dorado? 

Uno de los resultados del equipo de investigación es que el manto bajo esa provincia tiene una singularidad, una predisposición a generar yacimientos de oro en superficie debido a su historia.

Esta historia se remonta a cuando Sudamérica y África formaban un solo continente. La separación de ambos territorios habría sido provocada, por un quiebre en la corteza (mucho más frágil y delgada) que habría creado una verdadera fábrica química que derritió y enriqueció de metales la zona. Más tarde, en un nuevo movimiento dichos fluidos ricos en metales circularon a través de fracturas para concentrarse finalmente en la superficie terrestre. 

Esta nueva evidencia científica podría aportar a una exploración más sofisticada de yacimientos que considere no sólo imágenes superficiales o “radiografías” de la corteza para su búsqueda, sino que también indague en las profundidades del manto, hasta donde podría trazarse el origen de la existencia de uno de los metales que más ha encandilado a nuestra especie.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo