Abogado de Puigdemont confirma que no volverá a España

El apoderado legal del ex presidente del gobierno catalán aseguró en torno a lo regreso, "por lo que me ha dicho hasta ahora, esto no ocurrirá".

Por AFP

El presidente catalán depuesto Carles Puigdemont se mantiene en Bélgica sin aclarar personalmente si irá el jueves a Madrid a declarar ante la justicia española por rebelión, junto a la plana mayor del independentismo.

Su abogado belga, el especialista en derechos humanos Paul Bekaert, anunció que su cliente no tiene la intención de regresar a España porque "hay muchas probabilidades de que lo detengan".

Preguntado por si su cliente volvería España, Bekaert dijo que, El , en declaraciones a la cadena pública holandesa NOS el martes por la noche.

Su incomparecencia podría desembocar en su detención en Bélgica, a demanda de las autoridades españolas, y en un proceso de extradición que, dependiendo de su duración, podría hacer que Puigdemont no estuviera de regreso antes de las elecciones catalanas del 21 de diciembre.

Aunque estos comicios fueron convocados por el gobierno central de Mariano Rajoy tras asumir el control de la administración catalana, los principales partidos independentistas aceptaron participar.

"Estamos esperando más reacciones de las autoridades españolas para ver lo que va a pasar", dijo Bekaert en una conexión telefónica con el programa Nieuwsuur.

Funcionarios del gobierno catalán fueron detenidos AFP

Puigdemont, junto a otros 13 antiguos miembros de su gobierno cesado por las autoridades de Madrid, ha sido citado a declarar el jueves ante la Audiencia Nacional como sospechosos de rebelión, sedición y malversación de fondos, después de que el parlamento catalán proclamase la independencia el 27 de octubre.

Pero Puigdemont, de 54 años, decidió irse a Bruselas, donde el martes compareció ante la prensa y estimó que no hay suficientes garantías de que reciba un juicio justo.

También están citados a declarar la presidenta del parlamento catalán, Carmen Forcadell, y cinco miembros independentistas de la mesa -órgano rector de la cámara- por haber permitido la votación que desembocó en la proclamación de secesión.

Bekaert cree que "hay grandes posibilidades de que Puigdemont sea detenido" si vuelve a España y aseguró que "no es esencial" que se produzca una demanda de extradición desde Madrid.

"He llevado muchos casos de vascos españoles y en esos casos sólo hubo un interrogatorio aquí [en Bélgica] con la policía local", dijo el abogado.

Preguntado sobre si Puigdemont tendría un juicio justo en España, Bekaert dijo que "sería prematuro [decirlo] pero en todo caso sería un argumento que usaríamos ante una posible petición de extradición".

Manifestantes pro España AFP

El presidente cesado aseguró el martes en una multitudinaria rueda de prensa en Bruselas que vino a Bélgica por razones de seguridad y para explicar la cuestión catalana "desde el corazón de Europa", aunque negó que fuera a pedir asilo político a las autoridades belgas.

El abogado de Puigdemont en España, Jaume Alonso Cuevillas, dijo que su cliente "está perfectamente informado de todo, también se ha asesorado desde el punto de vista del derecho belga", y dijo que tampoco está seguro de si viajará o no a Madrid, en declaraciones a Catalunya Radio, la radio pública catalana.

"No puedo confirmarlo, es una decisión que acabará adoptando él. Y como usted acaba de decir, los acontecimientos cambian hora a hora, por lo tanto no puedo decírselo".

Alonso Cuevillas puso en duda, sin embargo, que lleguen a declarar, y confió en un aplazamiento, teniendo en cuenta que sólo uno, según él, había recibido la citación el martes por la noche, y de que podría ser que las varias causas dispersas contra el independentismo catalán acaben concentrándose en un solo tribunal.

"Tengo serias dudas de que mañana lleguen a practicarse declaraciones", explicó el abogado. "Llevo 33 años ejerciendo de abogado y nunca había visto una citación para el siguiente día hábil, y menos en una causa que tiene 116 folios".

La escapada de Puigdemont a Bruselas fue recibida inicialmente con sorpresa por los catalanes, dando paso luego a reacciones enmarcadas en la división que genera la independencia en la sociedad.

Si una parte le reprochaba haber abandonado el barco, otra sigue considerándolo su presidente pese al cese y brindándole apoyo.

"No podía hacer gran cosa", dijo el lunes a la AFP María Ángels Selgas, una comercial de 60 años, antes de lanzar una advertencia: "Si le humillan, humillan a más de dos millones de catalanes que votaron 'sí' en el referéndum de autodeterminación prohibido del 1 de octubre.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo