La inclusión debe ser algo natural, ¡y no especial!

  • Presidenta Fundación Tacal

Estamos muy contentos. Al fin tenemos la tan ansiada Ley de Inclusión Laboral que obliga a las empresas de más de 100 trabajadores a tener, al menos en el 1% de la dotación de sus empleados, a personas con discapacidad.

Las empresas se activaron, muestran muchísimo interés por cumplir con la ley, pero también, muchas de ellas, no sólo quieren cumplir. Quieren ir un paso más allá. Es por ello, que hemos iniciado un camino sin retorno. El cambio cultural que se requiere para transformarse en una empresa inclusiva, es un trabajo que hoy realizamos con muchísimas de ellas. Estamos contentos y esperanzados de que esta ley va a ser relevante en el cambio cultural que necesita el país en materia de discapacidad, que ojalá la intervención de instituciones como la nuestra ya no tengan necesidad de existir, porque la inclusión debe ser algo natural y no especial.

Para los escépticos de esta ley, que manifestaban que no era bueno porque era discriminación positiva, les digo hoy, tal como afirmé antes, que las personas con discapacidad no pueden esperar. Necesitan trabajar hoy, necesitan tener una remuneración justa y digna, necesitan que se les vea como seres humanos con deberes y derechos, no como sujetos de lástima. La lástima no conduce a oportunidades.

Entusiasma ver como las empresas han tomado esta “obligación” como una gran oportunidad. Creo, desde lo más profundo, que esta ley será la que permita que el país dé un gran paso, un salto al desarrollo al incluir a personas que estaban inactivas en sus hogares, pero especialmente un paso a la humanidad, un país que debe vivir la discapacidad desde la dignidad y la inclusión.

Hoy, como nunca, las personas con discapacidad que cuenten con la credencial del registro nacional de la discapacidad o reciban una pensión, tendrán movilidad laboral al igual que los demás trabajadores del país. No sólo se les buscará porque deben cumplir con una cuota en sus empresas, sino que porque es mejor tener incorporadas personas que cumplan con los perfiles laborales que personas contratadas por pena u obligación. Ése es nuestro trabajo pendiente. Chile necesita hacer la formación necesaria para que todos puedan ingresar a un trabajo de acuerdo a sus competencias.

Lo que si tengo claro, después de 32 años de trabajar por la inclusión de las personas con discapacidad en un empleo competitivo, es que si hacemos bien nuestro trabajo, muchos hoy tendrán la oportunidad que nunca antes tuvieron.

*Fundación Tacal imparte cursos gratuitos para personas mayores de 18 años con discapacidad. www.fundaciontacal.cl; F: 2 232 10 700; Adolfo Ibáñez 469, Independencia.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro