"No fue todo mi culpa, ella me buscó": la indignante defensa de sujeto que violó a niña de 12 años

El caso ha generado molestia en Argentina, considerando que el hombre todavía sigue en libertad y más encima vive a pasos de la menor que atacó.

Por Christian Monzón

Una niña de 12 años fue violada tres veces por el mismo hombre en la localidad argentina de Florencio Varela. Se intentó suicidar antes de confesar todo a su familia un año después de los abusos y fuera de eso, se sigue encontrando con el sujeto. ¿La razón? Él sigue libre y viviendo a pasos de su casa.

Según consigna Crónica, pese a que la madre denunció el caso a la policía y que las pruebas médicas confirmaron el ultraje, el individuo no ha ido preso y más encima ha ido al colegio de la menor a amedrentarla.

"Mi hija se había intentado suicidar, pero no nos decía qué era lo que le pasaba. Hasta que el 11 de noviembre del año pasado nos llamaron del colegio. Ella le había contado a un compañerito que habían abusado de ella pero no dijo quién", expresó la progenitora.

La mujer agregó que "en casa hablé con ella. Tenía mucho miedo. Me contó de a poco. Hasta que me dijo que era Jorge, un amigo de mi marido a quien le alquilábamos una habitación".

"Un  día que estaban solos él la llamó con la excusa de darle un papel para la hermana. Cuando ella se acercó, le tapó la boca, la metió en la pieza y abusó de ella por primera vez. Como vivía en nuestra casa, la amenazaba con que sabía por dónde entrar para matarnos a todos y prenderla fuego", relató.

La mujer dio a conocer además la reacción de ellos tras enterarse de los abusos. "Cuando llegó, ya estaban los vecinos. Mi marido le gritó: ¿Qué le hiciste a mi hija?. Él primero lo negaba y después respondió: No fue todo mi culpa, ella me buscaba. Ahí le pegaron los vecinos. Yo me metía para que no lo mataran y que fuera preso, pero sólo estuvo un rato, salió por la otra puerta", indicó.

Además, añadió que "en la comisaría 2ª de Varela no hicieron nada. Las pericias a mi hija se las hicieron en la DDI de La Plata. En cámara Gesell contó todo, le hicieron pericias psicológicas y la revisión médica. Las pruebas están, pero ni la Justicia ni la policía de acá hacen nada", reclama la mamá. Tiene una restricción de acercamiento pero vive en lo de sus familiares, a media cuadra de mi casa. Mi hija sólo sale para ir al colegio. tiene miedo, ya se lo cruzó y después no puede dormir. Un día se paró en la puerta del colegio para asustarla. Lo denuncio pero no pasa nada".

"Espero que lo detengan, las pruebas están, y que no le haga esto a ninguna otra nena. Que vaya preso y se haga justicia", remató.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo