"Objetivo no logrado" o "me sacaron de contexto": expertos analizan raro lenguaje de los políticos chilenos

Se trata de eufemismos que usan los candidatos para evitar referirse a materias que generan controversia. También demuestra que los candidatos no son muy amigos de la franqueza

Por Jaime Liencura
Agencia UNO
"Objetivo no logrado" o "me sacaron de contexto": expertos analizan raro lenguaje de los políticos chilenos

Quedan dos domingos para las elecciones presidenciales y los candidatos se están jugando sus últimas fichas para convencer a los votantes. Para ello, deben ser muy cuidadosos con el lenguaje que usan pues deben ganar adeptos sin peder a sus votantes fieles. ¿Usan un metalenguaje los políticos?

Para el profesor de castellano Jaime Capusano, la respuesta es sí. "Usan un lenguaje cínico, porque nunca dicen las cosas que quieren decir con todas las de la ley", critica.

Algo similar es lo que piensa el doctor en Ciencias Políticas,  Máximo Quitral. "Ellos tienen una forma de expresarse que tiene que ver con lo políticamente correcto", sentencia.

Mejor no hablar de ciertas cosas

Ambos expertos coinciden en que hay expresiones que se crean para evadir materias sensibles. En muchas ocasiones, estas destacan por su creatividad.

"Hay frases como 'objetivo no logrado' o 'hemos cumplido parcialmente' que son eufemismos", detalla el profesor Campusano.

Indica que también hay otras más técnicas como "me sacaron de contexto" o "personas en situación calle" que ocultan procesos que pueden ser difíciles de abordar.

Por su parte, el analista asegura que hablar de esta manera "forma parte de estrategias y diseños para situar la discusión en el ámbito estrictamente político".

Trump hizo historia

Quitral explica que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, marcó un hito en términos de discursos durante su campaña, pues fue uno de los pocos que usó un lenguaje que se acomodaba a lo que pensaba.

"Hace un par de años atrás, el votante no estaba tan acostumbrado a la franqueza política. Hoy creo que a partir de la figura de Trump se quebró un poco ello, sobre todo porque se valora que haya coincidencia entre la campaña y el ejercicio político. Creo que la gente considera a los políticos más humanos en esos casos", sentencia el especialista.

Quitral advierte que un lenguaje con eufemismos podría alejar a la política de la ciudadanía y, por consiguiente, crear una sociedad más individualista, tal como lo menciona en su libro más reciente "La Estética del Dolor Social". Allí detalla que un pueblo que adopte estas posturas incluso podría llevar al "suicidio" de la sociedad. Algo que los políticos podrían definir como "escenario poco feliz" en vez de "triste" a secas.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo