Hacienda aceptó sugerencias para mejorar inversiones del Fondo de Reserva de Pensiones

Un grupo de expertos basó sus planteamientos en un estudio encargado a un consultor internacional, Mercer Investment Consulting.

Por Aton Chile

El ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, aceptó las propuestas del Comité Financiero para financiar la política de inversión del Fondo de Reserva de Pensiones.

El jefe de finanzas públicas se reunió el pasado lunes 30 de octubre con el Comité Financiero que asesora al Ministerio de Hacienda sobre aspectos fundamentales de inversión de los fondos soberanos, y que es presidido por el ex timonel del Banco Central, José De Gregorio.

Para efectuar sus recomendaciones el grupo de expertos basó sus planteamientos en un estudio encargado a un consultor internacional, Mercer Investment Consulting, que presentó sus propuestas finales a los miembros del Comité en junio de este año.

“Con los cambios propuestos se pretende aumentar el retorno esperado del fondo en pesos (después de inflación) resguardado a su vez el riesgo de pérdidas en el valor del fondo”, señaló el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre.

De esta forma, el Fondo de Reserva de Pensiones estará mejor alineado con los objetivos para los cuales fue creado, es decir, apoyar el financiamiento de obligaciones en pesos correspondiente a las pensiones básicas solidarias y el aporte previsional solidario.

Así, en la nueva política de inversión se define el objetivo de inversión del Fondo de Reserva de Pensiones de la siguiente manera:

Objetivo de retorno: El fondo deberá ser invertido de tal forma que su retorno esperado anualizado en pesos sea de al menos 2% por sobre la inflación chilena en un periodo de 10 años con una probabilidad de al menos 60%.

Tolerancia al riesgo: El portafolio de inversión del fondo se elegirá de tal forma que no exista una probabilidad mayor a 5% de que su retorno real expresado en pesos, en cualquier año, sea menor a -12%.

Junto con esto, se cambia la composición estratégica de activos a través del aumento en la participación de acciones de 15% a 40%, y se disminuyen las participaciones de los portafolios de bonos soberanos y otros activos relacionados, de 48% a 23%, de bonos indexados a inflación, de 17% a 5%, y de bonos corporativos, de 20% a 13%.

Además, se invertirá en tres nuevas clases de activos: US Agency Mortgage Backed Securities (títulos respaldados por hipotecas emitidas por agencias de EE.UU.) en un 6% del fondo, global high yield (bonos de alto rendimiento) en 8%, y activos del sector inmobiliario, en 5%.

Al igual que en el pasado, los recursos del fondo se mantendrán invertidos en el exterior. Esta nueva composición de activos se alcanzará de manera progresiva en el tiempo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo