Representante de Unicef en Chile: “Es crucial que los niños vean que sus padres cumplen sus responsabilidades cívicas”

Hai Kyung Jun resalta el rol de las familias en fomentar la participación ciudadana desde la infancia temprana. La entidad internacional lanzó en estos días una campaña en la que enfatiza que no basta con que los colegios impartan educación cívica: también es una tarea de los papás y las mamás dentro del hogar. En otro plano, afirmó que Unicef "está siguiendo de cerca" el caso de Daniela Vargas.

Por Felipe De Ruyt

¿En Chile la población en general está al debe en cuanto a promover la educación cívica entre los niños?

– No lanzamos nuestra campaña porque hubiera algo negativo en la educación cívica. Lo que quisimos aprovechar es la coincidencia con la campaña electoral en Chile. Pensamos que es un buen momento para resaltar la idea del rol que tiene la familia en la crianza de los niños. Uno como mamá o papá se da cuenta de que los chicos imitan cosas de sus padres, como la forma de caminar o las actitudes, y uno se sorprende de cómo se produce esa imitación. Y esto se extiende, probablemente, a las actitudes frente a los temas públicos.

Además, hace pocos días el Ministerio de Educación mostró que es necesario fortalecer los temas de la formación ciudadana y la educación cívica.

¿Y cómo los padres pueden estimular en sus hijos el interés por estos temas, considerando que ni siquiera los adultos muchas veces muestran preocupación por la política?

– Exactamente, y en eso nosotros, con esta campaña, estamos destacando dos derechos que los niños tienen, que son el derecho de vivir en familia, y el de ser oídos, es decir, su derecho a la participación. Cuando los chicos crecen en familias en las que se habla de estos temas y en las que los papás y mamás ejercen sus responsabilidades cívicas, que incluyen cosas cotidianas como no cruzar la calle con luz roja, por ejemplo, ellos y ellas se convierten en un buen ejemplo para sus hijos. Y las elecciones son una oportunidad para inculcarles a los niños y niñas que también es importante ejercer su derecho a la participación, tanto en sus colegios como en los ambientes religiosos, los clubes deportivos u otros lugares en los que estén presentes. Esto los ayuda a convertirse en ciudadanos responsables en el futuro.

¿Se puede decir que en Chile hay un sesgo socioeconómico en esto? El estudio ICCS, dado a conocer en estos días por la Agencia de Calidad de la Educación, mostró que 6% de los estudiantes chilenos encuadrados en el grupo socioeconómico bajo -un porcentaje alto dentro de los 24 países analizados- no posee competencias mínimas en educación cívica y formación ciudadana…

– Justamente por eso, este es un tema que hay que trabajar en el largo plazo. Es importante que los padres se concienticen de qué tan importante es para los niños ver que sus padres cumplen con sus responsabilidades cívicas.

Más allá del tema socioeconómico, los estudios señalan que las familias más estables favorecen que los niños participen más y conozcan mejor los temas de formación ciudadana y los deberes cívicos.

Un aspecto clave es que los niños aprendan a dialogar desde muy pequeños: que los padres los escuchen y que ellos puedan expresar lo que sienten. A través del diálogo, los niños y niñas aprenden que los conflictos se pueden resolver conversando, de manera pacífica, y no mediante acciones de violencia.

¿Y ayuda en esto que las campañas políticas, como ha ocurrido en los últimos días, caigan más en el enfrentamiento y los cuestionamientos mutuos que en el diálogo?

– Bueno, en períodos electorales, y no solo en Chile sino también en muchos países, los candidatos tienen distintas estrategias. Lo importante, y nosotros desde Unicef lo compartimos porque pensamos que es una prioridad para el país y para el próximo Gobierno, es comprender la necesidad de fortalecer las familias, para que los padres y madres puedan ejercer su rol en la crianza adecuada de los niños. Esperamos, en ese sentido, que nuestra campaña sea una contribución para que ellos se den cuenta de que lo que ellos dicen y hacen en sus hogares es lo que los niños ven e imitan.

¿Qué opina de la propuesta planteada por la candidatura de Alejando Guillier de rebajar la edad para votar a los 16 años?
– Esas son decisiones que debe adoptar cada país. Lo que desde Unicef hemos dicho, y tal como indica la Convención sobre los Derechos del Niño, es que los niños y adolescentes tienen derecho a ser oídos, independientemente de si votan o no votan.

Caso de Daniela es un "hecho lamentable"

¿Qué reacción tiene Unicef frente al dramático caso de Daniela Vargas, la adolescente de 13 años que estaba al cuidado de Sename y murió sin ser incluida en la lista de posibles trasplantes?

– Nosotros estamos siguiendo muy de cerca el caso, así como todos los temas relacionados con los niños que están bajo la protección del Estado. Hay que analizar bien los antecedentes sobre este lamentable hecho.

Hay que recordar que los niños que están bajo la protección del Estado tienen que poder ejercer todos sus derechos bajo dicha protección.

¿Tiene previsto Unicef realizar alguna consulta o gestión con autoridades chilenas para abordar este caso específicamente?
Nosotros nos reunimos y estamos en conversación constante con las autoridades sobre distintos temas, y por supuesto en lo que se refiere a los niños bajo protección del Estado. El de Daniela es un caso que también está incluido en nuestras conversaciones.
¿Es posible decir que con Daniela hubo vulneración de su derecho a la vida?
Es necesario tener los antecedentes oficiales del caso. Como dije antes, los niños que están bajo protección del Estado  deben contar con que todos sus derechos sean garantizados, y el de Daniela es uno de los casos sobre los cuales vamos a estar conversando con las autoridades en Chile.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo