Los juegos de mesa están de regreso: Esto es Warhammer

El popular juego de mesa cuenta incluso con un videojuego. El campeón de este juego propone llevarlo a instancias sociales públicas.

Por Consuelo Rehbein

Warhammer es un juego de mesa que se desarrolla en un universo ficticio. Consiste básicamente en enfrentar ejércitos sobrenaturales, en miniatura, en un tablero de un metro 20 por un metro 80, ambientado con piezas escenográficas.

Cada ejército tiene sus propios personajes, características y reglas. Esta información se agrupa en libros llamados “códex”, imprescindibles para los competidores. Las batallas se juegan por puntaje y requiere mucha concentración, pues las posibilidades de estrategia son múltiples.

Muy popular
popular Este juego de mesa es muy popular. / Gentileza

El juego es muy popular. Puede realizarse en duplas o equipos de incluso cinco jugadores. Se desarrolla por turnos, cuya cantidad debe quedar definida antes de la batalla, así como también el tamaño de cada ejército para que las fuerzas estén equilibradas.

Además, en cada turno existen subturnos para los jugadores, quienes deben seguir una serie de pasos definidos y reglamentados para controlar su ejército, moverlo y atacar con armamentos y cuerpo a cuerpo. Cuando se acaban los turnos o el objetivo acordado, el juego termina. Puede durar toda una tarde.

Un jugador que quiere impulsarlo

Fue en 2015 cuando Marco Undurraga se coronó como campeón del torneo Warhammer en Ñuñoa. Y es que la pasión por los juegos de roles lo persigue desde los 80, cuando dedicaba horas a “Dragones y Calabozos”.

Warhammer El campeón de Warhammer. / Gentileza

Para Marco Undurraga, experto en este juego, lo que más le gusta es que genera comunidades. “Promueve la creatividad, lo lúdico y hace que la gente se reúna y genere comunidades porque juega cara a cara, a diferencia de los videojuegos”.

Es por esto que como candidato a Core por Ñuñoa, Providencia, Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea y La Reina, quiere impulsar este mundo.

Dice que su foco estará puesto en seguridad, medio ambiente, infraestructura, barrios patrimoniales, deporte y cultura. Pero es en este último ítem donde además pretende potenciar las actividades de organizaciones sociales, como la de los “gamer”. Con personalidad jurídica, para que puedan recibir financiamiento para sus proyectos.

Otro de los atractivos de Warhammer es que los jugadores pueden especializarse en el diseño de las miniaturas que representan a soldados, criaturas o vehículos de guerra. Cada uno puede moldear y pintar sus piezas, además de colaborar en la escenografía.

Undurraga, no solo es experto en Warhammer, sino también fundador y líder de la comunidad Wargames Fantasy Ñuñoa, que se reúne todos los sábados en el Centro Cultural Ciudadanos (en Alcalde Eduardo Castillo Velasco) para enfrentar sus ejércitos en miniatura sobre el tablero. “Se juega en familia y con los amigos”, explica Marco Undurraga, quien ha terminado airoso varias batallas, pero aún no sabe como acabará ésta.

Warhammer como videojuego

“Total War: Warhammer” es el nombre de la adaptación de este juego de mesa en videojuego. Se juega en tiempo real y se puede escoger entre dos modalidades. La primera es realizar la campaña solo y escoger las opciones con el control del mapa de juego. En el fondo, es competir contra el computador.

La segunda modalidad, y más atractiva, es la de multijugador. Aquí, uno o varios jugadores se enfrentan a uno o varios enemigo en batallas online en tiempo real. Esta versión une a gente de distintos países y culturas.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo