¡Garzones por un día!: parlamentarios perdieron en sus pronósticos y sirvieron arrollados en Estación Central

Ambos perdieron en sus vaticinios en primera vuelta: Pablo Vidal apostó que Beatriz Sánchez avanzaba a segunda vuelta y Mario Desbordes, por su parte, se la jugó en que Sebastián Piñera ganaba la elección Presidencial sin necesidad de ir al balotaje.

Por Agencias

Mario Desbordes (Secretario general de Renovación Nacional) y Pablo Vidal (Revolución Democrática) honraron su palabra de caballeros y se vistieron de garzones este miércoles en el tradicional Restaurante Pancho Causeo de Estación Central, para pagar la apuesta que ambos perdieron entre sí tras la primera vuelta de las Elecciones Presidenciales y parlamentarias.

Ambos perdieron en sus vaticinios en primera vuelta: Vidal apostó que Beatriz Sánchez avanzaba a segunda vuelta y Desbordes, por su parte, se la jugó en que Sebastián Piñera ganaba la elección Presidencial sin necesidad de ir al balotaje.

“Hacer esta apuesta y pagarla fue divertido, es parte de la convivencia cívica que la gente espera y que nos hacían el llamado en campaña a que defendamos nuestras ideas y proyectos. Con Mario (Desbordes) estamos en veredas distintas, soñamos un Chile que quizá tiene distintos caminos, pero que busca el bien común para las personas que viven en este país. Tenemos que tener la capacidad de construir acuerdos y el diálogo necesario, seguiremos adelante con la bancada del Frente Amplio con el programa de Beatriz Sánchez durante toda la gestión parlamentaria que nos corresponde, pero esperamos tener la capacidad de conversar cuando sea necesario por el bien de las personas”, comentó Vidal atendiendo mesas y sirviendo perniles y arrollados con papas.

Desbordes manifestó que “durante la campaña con Pablo (Vidal) hicimos buenas migas en varios debates, por lo que acordamos entre broma y broma hacer esta apuesta y los dos perdimos, por eso estamos acá, como acordamos. Los dos vamos a ser diputados y me alegro por lo que estoy seguro que vamos a tener una relación de mucho respeto y vamos a trabajar por la gente del distrito al margen del partido que cada uno tenga”. 

“Va a existir una competencia de respeto, Chile tuvo una tradición republicana durante muchos años, en donde había contendores y no enemigos, somos adversarios políticos y no enemigos, y por lo tanto va haber diálogo, respeto, debate de ideas. Estoy convencido que los dos queremos lo mismo para Chile, sólo que la receta es distinta”, finalizó Desbordes. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo