De idas y vueltas: El largo camino de Lucas Barrios para cumplir con el sueño de levantar la Libertadores

El delantero aportó con seis goles en el título de Gremio y finalmente pudo consagrarse campeón tras cuatro torneos continentales fallidos.

Por El Gráfico Chile
Lucas Barrios gritó campeón con Gremio / imagen: AFP
De idas y vueltas: El largo camino de Lucas Barrios para cumplir con el sueño de levantar la Libertadores

Dos Bundesliga, una Copa de Alemania, un campeonato chileno, dos títulos en China, una Copa de Brasil, un Brasileirao. El palmarés de Lucas Barrios a lo largo de su carrera era de envidiar. Pero para el delantero había una deuda pendiente: la Copa Libertadores. Un sueño que costó y que pudo cumplir en Gremio tras consagrarse campeón en la edición 2017 del máximo torneo continental de clubes.

Es que antes de llegar al equipo de Porto Alegre para levantar la Libertadores, el atacante argentino había tenido la posibilidad de disputar cuatro veces el torneo y en ninguna de ellas tuvo mayor suerte. El largo camino para ser campeón duró diez años y comenzó en 2007: con cuatro en el fútbol profesional y tras pasos por Argentinos Juniors -club donde debutó- Tigre, Deportes Temuco y Tiro Federal, el delantero llegó a la máxima cita continental de la mano de Cobreloa.

Hace ya diez años jugó su primera Libertadores de clubes con los loínos. Pero su sueño fue corto y sólo llegó hasta la primera fase: el conjunto de Calama cayó ante Paraná por un global de 3 a 1 y se despidió rápidamente del campeonato. Pero el golpe de la eliminación no pegó tan fuerte en la Pantera y siguió mostrando su faceta goleadora, la que llamó la atención de México y que le permitió recalar en Atlas.

Su paso por tierras mexicanas no fue el esperado y rápidamente, después de un año, volvió a Chile para fichar en Colo Colo como uno de los refuerzos estrellas de cara a la Copa Libertadores 2008. El torneo continental se le volvía a aparecer en el camino. Aunque sólo anotó un gol, la suerte de Lucas Barrios parecía mejorar al llegar a la última fecha de la fase de grupos con la primera opción de clasificar a octavos. Para conseguirlo bastaba derrotar en casa a su ex equipo, el Atlas. Pero los albos no pasaron del empate y quedaron fuera por diferencia de goles. 

Sport Recife fue una de las víctimas de Lucas Barrios en la Libertadores vistiendo la camiseta de Colo Colo / imagen: Photosport Sport Recife fue una de las víctimas de Lucas Barrios en la Libertadores vistiendo la camiseta de Colo Colo / imagen: Photosport

Al año siguiente, la Pantera tendría su revancha con los albos. Nuevamente clasificado a la Libertadores, el Cacique quería sacudirse de la amarga eliminación en 2008. Esta vez su cuota goleadora subió a tres tantos, pero el resultado fue el mismo. Tal como hace un año, Colo Colo llegaba a la última fecha de la fase grupal con grandes opciones de avanzar y ahora sólo necesitaban un empate como local ante Palmeiras. Los fantasmas volvieron a aparecer y un gol de los brasileños en los minutos finales los dejó eliminados tras caer por 1 a 0. 

El sueño europeo y la vuelta a Sudamérica

Las buenas actuaciones que tuvo en los albos, donde se convirtió en su gran goleador, llevaron a los equipos europeos a fijar sus ojos en él. Borussia Dortmund llegó hasta Chile para llevárselo el 2009 y el sueño de jugar en Europa se hacía realidad para Lucas Barrios.

Tras tres temporadas de ensueño con el equipo alemán, en las que consiguió anotar 49 goles, ganar dos Bundeslig y una Copa de Alemania, el atacante partió a China para fichar en el Guangzhou Evergrande y luego volvería a Europa para jugar por el Spartak de Moscú y el Montpellier. El cuadro francés sería su última parada europea antes de volver a Sudamérica.

Lucas Barrios supo de celebrar en Alemania / imagen: AFP Lucas Barrios supo de celebrar en Alemania / imagen: AFP

En 2015 y ya retornados a la Serie A del Brasileirao, Palmeiras lo fichó y la Copa Libertadores nuevamente aparecía en el horizonte de Lucas Barrios, quien volvía a Sudamérica tras seis años en el extranjero. Luego de haber cumplido el sueño de jugar y brillar en Europa, ahora era el máximo desafío continental el que le hacía crecer la ilusión.

Así, en 2016 y tras haber conseguido el cupo como campeón de la Copa Brasil 2015, tuvo la posibilidad de jugar nuevamente la Copa Libertadores. Su suerte no fue muy distinta a las ediciones anteriores que había disputado y se despidió en la fase de grupos. La remontada final que tuvieron no les alcanzó y quedaron eliminados tras un pobre inicio.

Pero Lucas Barrios tuvo el premio a la insistencia y en su quinta participación en el máximo torneo continental de clubes pudo celebrar. Sabiendo que llegaba a Gremio con el título de la Libertadores como máximo objetivo, la Pantera no dudó en cambiar de equipo y no falló en su decisión. Seis goles en 14 partidos fueron su gran aporte para alcanzar la cima del continente.

"Siempre tenía de objetivo la Libertadores, pasé mucho tiempo fuera del continente y es una alegría enorme. Feliz de ganar la Copa, era el objetivo cuando fiche en Gremio, y nos vamos a casa con el título", dijo con la medalla colgada al cuello. Un camino que duró diez años, pero que valió la pena.

Lucas Barrios finalmente bajó la Copa Libertadores / imagen: AFP Lucas Barrios finalmente bajó la Copa Libertadores / imagen: AFP
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo