¿Q.E.P.D.? Este será el futuro de los partidos políticos que están "en peligro de extinción" tras conseguir menos del 3% de los votos

Son 15 las colectividades que consiguieron menos de 3% de las votaciones a nivel país. Entre ellos se encuentran algunos emblemáticos como MAS Región, Amplitud y Ciudadanos. ¿Qué les pasará?

Por Jaime Liencura
Agencia UNO
¿Q.E.P.D.? Este será el futuro de los partidos políticos que están "en peligro de extinción" tras conseguir menos del 3% de los votos

Hay un partido que reunió a 200 mil personas: Brasil versus Uruguay en el "Maracanazo" del Mundial de 1950. En Chile, para las elecciones del pasado 19 de noviembre, hubo 15 colectividades políticas que juntaron mucho menos gente que eso. Hoy se encuentran en riesgo de disolución.

Así al menos lo determina la Ley 20.915, que obligaba a los partidos políticos a conseguir al menos 3% de la votación en las elecciones de diputados para seguir existiendo legalmente. De no conseguirlo, se debía obtener 3% de los votos en ocho regiones o bien 3% en tres regiones geográficamente adyacentes. Si nada de eso era posible, había que lograr la elección de tres parlamentarios en dos regiones distintas, sin importar si eran diputados y senadores. Eso en principio.

Lista de los que "están listos"

De los 15 en riesgo, 14 no alcanzaron la meta. Entre ellos hay algunos emblemáticos: País, de Alejandro Navarro; Unión Patriótica de Eduardo Artés, MAS Región de Alejandro Navarro, el PRI de Alejandra Bravo, Amplitud de Lily Pérez y Ciudadanos de Andrés Velasco.

Los otros son el Ecologista Verde, Igualdad, Liberal y Poder. En la misma condición se encuentran el partido Todos, Democracia Regional Patagónica, Izquierda Ciudadana y Trabajadores Revolucionarios. ¿Qué pasará con ellos?

Ilegalidad

Si no hacen nada, no serán reconocidos en calidad de "legal" por el Servel. Así al menos lo explica Mireya Dávila, doctora en Ciencias Políticas y académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile.

"Pueden seguir funcionando sin esa legalización y tratar de ampliar su estrategia electoral, esa es una posibilidad. También pueden fusionarse o disolverse, todo depende de quién los lidere", explica Dávila. 

Aún así aclara que "si no tiene legalidad, en algún momento se van a encontrar con una instancia de representación política, ya sea en elección de alcalde, parlamentarios, que tendrán que sortear. No tener la legalidad puede ser una jugada para conseguir más adeptos pero no definitiva".

Destino

Para Eduardo Artés, ex presidenciable de Unión Patriótica, el escenario tampoco es tan complejo. "La existencia de un partido no está determinada exclusivamente por esa legalidad. Nosotros existimos 'de hecho' y vamos a seguir construyendo este partido", indica a Publimetro.

Agrega que "hay otra posibilidad de fusionarse con otros partidos que existan en tres regiones contiguas pero los plazos son muy cortos. Lo bueno es que no hay elecciones hasta en tres años y medio más, así que no nos preocupa mucho", advierte el rostro de este movimiento.

Por otra parte, el secretario general del PRI, Eduardo Salas, indica que la fórmula de la fusión será clave. "Tenemos ya conversaciones con Democracia Regional Patagónica", adelanta. Informa además que juntos ofrecerán su respaldo a Sebastián Piñera en segunda vuelta.

El que se salvó

La Federación Regionalista Verde Social consiguió 1,58% de los votos, pero obtuvo cuatro diputados distintas regiones. También consiguió 3% en tres regiones adyacentes: se salvaron. ¿Cual fue la clave?

Su presidente Jaime Mulet sostiene que "la coherencia política fue vital. Además somos un partido de firmas: somos uno real".

El diputado reelecto tuvo un pasado en el PRI: lo fundó y también fue su presidente. Hoy afirma que el riesgo de que desaparezca no le produce nada. "Ellos se derechizaron y usaron el regionalismo como un instrumento. De regionalista tienen sólo el nombre", finaliza.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo