Junaeb entregará "canasta básica" a familias de estudiantes celíacos en todo el país

Los precios de los productos aptos para celiacos son tres veces más altos que los productos convencionales en el mercado chileno.

Por Javiera Ortiz
gentileza
Junaeb entregará "canasta básica" a familias de estudiantes celíacos en todo el país

Desayuno libre de gluten y una canasta quincenal con alimentos no perecibles y perecibles, son parte del beneficio del Programa de Alimentación para celíacos, que desde este año ha iniciado la Junaeb y que estará disponible en todo el territorio nacional.

"Estamos presentando una canasta que entrega la Junaeb a todas las familias que tienen a un niño o una niña con enfermedad celíaca, la que asegura que los niños se puedan alimentar con productos libres de gluten y así en la casa se le prepare comida para que se la envíen a la escuela", explicó el director nacional de la institución, Jaime Tohá.

La canasta que se entrega cada 15 días incluye trutros y filetes de pollo, huevos, yogurt, leche, barras de cereal, fideos, arroz, harina de arroz, verduras, frutas y aceite.

Respecto a esta medida, la investigadora del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (Inta), Magdalena Araya, explica que "la 'canasta' que entrega debiera contener alimentos saludables y seguros; es importante que contenga panes o galletas o harinas para preparar productos horneados que sean 'seguros', o sea que cuenten con un informe de laboratorio de medición de gluten".

"El programa PAE celíaco tiene un enorme significado social ya que en los lugares alejados del país y en las familias más vulnerables muchos niños celíacos no han tenido nunca acceso a productos horneados 'libres de gluten'”, precisa la médica y profesora titular de la Universidad de Chile.

Preparaciones en la casa

"Esta es una enfermedad muy delicada que no puede estar sujeta a contaminación cruzada y por eso no podemos preparar en los establecimientos mismos la alimentación de estos niños que son aproximadamente el 1% de la población. Por eso lo que se hace es entregar un desayuno con productos certificados y una canasta que permita preparar el desayuno", agregó Tohá.

Respecto a esta situación, Araya afirma que "en la dieta libre de gluten lo más importante y difícil de conseguir es que sea realmente segura, sin gluten. Las capacidades de los establecimientos chilenos no están concebidos para mantener varias líneas de producción de preparaciones culinaria".

Hasta la fecha, 85 estudiantes se han beneficiado con este programa. "Creemos que la cantidad de casos irán aumentando una vez que se presenten los informes médicos. La entrega de la canasta se va evaluando niño a niño, según sus indicaciones médicas", precisa el director nacional. Para poder optar a esta dieta, los alumnos deben ser beneficiarios del Programa de Alimentación Escolar  y acreditar mediante informe médico el diagnóstico de celíaco.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo