Vinos chilenos deleitan paladares en todo el mundo

La Viña Errázuriz es una de las más cotizadas en los mercados internacionales, según informo el diario El País.

Por Fernando Peñalver

Trabajo, tesón y cuidado en los detalles han hecho de la industria vinícola chilena, uno de los arietes económicos de este país, además de constituir base fundamental en los momentos de alegrías y penas de su gente. Apuntalar cada descorche en los mercados internacionales ha costado años de dedicación

En el amplísimo y calificado catálogo de opciones, los vinos chilenos presentan botellas notables, tal es el caso de Viña Errázuriz, viña que se ha presentado como fuerte competidor a sus homólogos de Francia e Italia.

VINOS CHILENOS AGENCIA UNO

En un reportaje publicado por el diario español El País, podemos leer: "El país andino ha sido históricamente el mayor exportador de vinos de América Latina. En 2016 vendió al mundo el equivalente a 1.912 millones de dólares, más del doble que Argentina, el otro gran productor de la región. Pero Chile tuvo tanto éxito con el negocio de ofrecer un producto bueno y barato, que para las bodegas con un nuevo modelo enfocado en la calidad era difícil quitarse la imagen de fabricantes de vinos joviales pero insulsos que abundan en los supermercados".

En la edición de 2017, correspondiente a la lista de los 100 mejores vinos que elabora James Suckling, uno de los críticos más influyentes del mundo, tres botellas de origen chileno estuvieron entre los 10 primeros puestos, y el Seña Valle Aconcagua 2015 de Viña Errázuriz se ubicó en la tercera posición, señala el rotativo ibérico.

En números puros y duros, Errázuriz pone a disposición de los amantes del vino en el mundo entero, el 92% de su producción, un millón de cajas, que representan el 1,7% de todas las que vende Chile al exterior. Son 60 millones de dólares anuales que provienen principalmente de los mercados de Reino Unido, Canadá, Japón, China, Estados Unidos y Brasil.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo