El complejo día de la ministra Paola Tapia: trabajadores en huelga la interrumpieron en plena actividad

Empleados de Tren Central en huelga aparecieron repentinamente con letreros, megáfonos y pitos cuando la autoridad presentaba un bus eléctrico en Bulnes 80.

Por Jaime Liencura

Curiosamente este 12 de diciembre el cielo se nubló en Santiago Centro, tras un fin de semana de calor en el que los termómetros marcaron sobre los 30 grados. Sin embargo, no fue el clima lo que convirtió este martes en un día gris para la ministra de Transportes, Paola Tapia. Hubo un hecho incómodo para ella que empañó su mañana: media centena de trabajadores de Tren Central en huelga la interpelaron.

Todo ocurrió pasadas las 11:20 en Bulnes 80, a pasos cortitos de La Moneda. La autoridad se encontraba ahí presentando un nuevo bus eléctrico que unirá Quilicura con Santiago Centro. Tras darse las manos con representantes de la marca del bus, personal del concesionario del recorrido 315e y posar para las fotos, decidió responder las preguntas de la prensa. Y como si fuera un chapuzón, de pronto apareció un grupo de cerca de cincuenta personas por el lado de Zenteno, que llegaron muy cerca de dónde estaba Tapia.

Le amargaron la jornada

Haciendo sonar pitos, gritando y mostrando letreros que pedían la regulación de sueldos además de la creación de una carrera funcionaria, los trabajadores de Tren Central que llevan 12 días en huelga terminaron amargando la jornada de la autoridad.

"La huelga del Tren Central es un legítimo derecho que tienen los trabajadores, no nos corresponde pronunciarnos porque se trata de una empresa independiente, autónoma", terminó diciendo la ministra luego que los pitos y gritos no le fueran indiferente.

Trabajadores se quejaron

A pesar de que la "funa" a la ministra consiguió su objetivo, los trabajadores en huelga no quedaron conformes. "Quisimos interpelarla, pero ella ni siquiera quiso dar la cara", dijo a Publimetro el dirigente sindical Carlos Aguilera (42).

"La vimos, la interpelamos, pero ella en vez de darnos algún tipo de explicación, huyó", agregó el dirigente.

La molestia de los trabajadores, explicaron, se da por los servicios de apoyo que se están prestando para reemplazar al Tren Nos, que no está operativo a causa de la huelga. De hecho, a su juicio, esto merma la posibilidad de negociar con la empresa.

Al respecto, la ministra Tapia agregó que "nosotros seguiremos trabajando por prestar el servicio que corresponda".

Tras estas palabras, la autoridad de Transporte abordó el bus y siendo las 11:37, el conductor se fue por Alonso de Ovalle, tomando Zenteno para perderse por la Alameda. Tapia decidió bajarse ahí para trasladarse al ministerio. La máquina regresó al mismo punto, pero sin Tapia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo