68% de los chilenos está de acuerdo con medidas que limiten el ingreso de los inmigrantes

En tanto, más de un tercio de la población piensa que la mayoría o gran parte de los chilenos son “más desarrollados que otros pueblos de Latinoamérica”.

Por Javiera Ortiz

La migración sin dudas es un fenómeno que se vive en nuestro país en el cual se ha avanzado, o al menos eso creíamos. El director del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Branislav Marelic, entregó ayer a la Presidenta Michelle Bachelet el informe anual 2017 en la materia, donde uno de sus temas principales era analizar la situación sobre la migración en el país.

De acuerdo a los datos entregados en el octavo informe, el 68,2% de los encuestados está a favor de implementar medidas para limitar la inmigración en Chile. Opinión que se acentúa de manera significativa entre hombres de menor nivel socioeconómico, especialmente entre los mayores de 65 años, y entre quienes residen en la zona norte del país.

Poner límites a la migración

Hecho que para la institución "resulta preocupante porque constituye un derecho esencial que las personas puedan moverse libremente y establecerse en lugares diferentes a su país de origen".

Tal como se constata en el informe, "el hecho que la idea de limitar el ingreso a las personas migrantes tenga mayor eco en los sectores más vulnerables del país, que usualmente tienen menor nivel educativo y acceden a trabajos más precarios, podría abonar la percepción de competencia en el mercado laboral, en particular respecto de inmigrantes con menor calificación".

En relación a esto, el presidente de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, Rodolfo Noriega, afirma que en lo cotidiano "tenemos la percepción de que esto es diferente. No obstante, nos preocupa que se instale un discurso con una mirada de peligro o de miedo hacia los migrantes, y que estos se acuñen en discursos políticos que vayan contra la migración".

Nos preocupa que se instale un discurso con una mirada de peligro o de miedo hacia los migrantes, y que estos se acuñen en discursos políticos que vayan contra la migración, afirma el presidente de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes.

"Debemos considerar que hoy tenemos una discriminación institucional con las trabas migratorias o la situación de ilegalidad de muchas personas y eso, afecta directamente a la discriminación que se vive día a día", agrega Noriega.

Los prejuicios vinculados a la migración

A partir de los resultados de la encuesta realizada a 2.047 de todo el país y de diversas edades, se llegó a la conclusión que prejuicios discriminatorios como que los migrantes le quitan el trabajo a los chilenos, o que colapsan los sistemas de salud y educación, son los que se manifiestan con más fuerza. Mientras que el color de piel y la presencia de rasgos indígenas, funcionan como indicadores explícitos de racismo.

Respecto de este último punto, un 46,6% afirmó conocer a personas que rechazan a los(as) inmigrantes por su color de piel. Mientras que el 16% de los encuestados caracterizaba a las personas migrantes como más “sucias” que la población chilena. Si bien este hecho sería transversal, esta percepción se acentúa en las personas mayores que viven en la zona norte y en la Región Metropolitana.

Finalmente, según consigna el estudio, más de un tercio de la población piensa que la mayoría o gran parte de los chilenos son“más desarrollados que otros pueblos de Latinoamérica”, opinión que se acentuaría en la zona centro, especialmente en la Región Metropolitana.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo