Muñecas Blythe: Obras de arte y… objetos culto

Hay coleccionistas en todas partes del mundo y customizadores con distintos estilos, quienes han convertido a las muñecas Blythe en objetos valorados, coleccionados y queridos… es que son únicas.

Por Isabel Pinto


Por: Carla Ingus.

La moda y las tendencias siempre tienen implícito algo de nostalgia. En específico las muñecas nos remontan a la infancia y a sensaciones y sentimientos muy personales, motivo por el que las muñecas Blythe y su capacidad de personalización las vuelven cada vez más populares.

La empresa estadounidense Kenner las creó en 1972, en su época fueron un fiasco comercial y sólo duraron en el mercado un año. Pero revivieron a fines de los 80, generando todo un movimiento en torno a ellas y que guarda estrecha relación con la posibilidad de personalización; ellas tiene tremendo potencial. Actualmente existen 3 modelos de Blythes, Neo Blythe, Middie Blythe y Petite Blythe, que comercializa la casa japonesa Takara. Se han convertido en un auténtico objeto de culto para coleccionistas adultos, cotizado y, lo más relevante, existen artistas que dedicados a hacerla únicas.

Claudia Astorga –@DraBlythe en Instagram– conoció estas muñecas el año 2010, y comenzó hace 4 a trabajar con ellas. Son 117 las que ha customizado completamente, y sigue sorprendiéndose por el efecto que tienen en quienes se enamoran de ellas. Ha llegado hasta a Rusia con sus creaciones, y no es porque no existan allá las Blythes, sino porque la personalización también tiene un sello. “Hay personas que aman las muñecas porque dicen que son como pequeñas niñas que posan ante la cámara; para otros son modelos para prendas de ropa en miniatura; algunos hablan de amor por el objeto único que no se repite, y también encuentran que en cada pieza el artista plasma los estados de ánimo, y más de alguno dice que les teme”, revela Claudia.

¿Cuál crees que es tu sello?

Durante mucho tiempo me costó llegar a tener un sello propio, y de hecho no sabía cuál era hasta que mis clientes comenzaban a mencionar que las niñas con nariz redondita eran lo que me diferenciaba de los demás y las hacía distintas.

¿Por qué generan esta pasión las muñecas Blythe?

Una muñeca Blythe personalizada es una muñeca multifacética; si eres fotógrafo notarás que sonríen a la cámara, sus ángulos hacen que las fotos sean distintas casi como una persona, sus ojos grandes y gran cabeza no son un impedimento, y hay millones de formas de que se vean fabulosas. Si te gusta hacer ropa, tendrás una modelo dispuesta a lucir fabulosa siempre. Si te gustan los trabajos manuales, puedes tejer y crear miniaturas para ella. O si simplemente te gusta coleccionar, podrás tener un objeto único e irrepetible, hecho solo para ti.

Direcciones importantes

En la web:
www.thisisblythe.com/

En Instagram:
@DraBlythe
@dollytreasures
@k07doll

PERSONALIZADA

Dayana Alvarado tiene una de las Blythe customizada por @DraBlythe. “Tomé la decisión cuando la vi y me enamoré”, dice sobre su muñeca. “Siento que tengo un trozo de arte hecho por alguien con entera dedicación. Hay quienes son coleccionistas expertos; yo la compré porque me cautivó su belleza, es sencillamente perfecta”.

Claudia explica que son dos los procesos de personalización:

“El primero es cuando me piden una personalización por comisión, donde el cliente pide un determinado trabajo; este no puede ser una copia de otro trabajo anterior mío o de algún otro artista. Me guío según los requisitos del cliente y vamos creando en conjunto, yo muestro mis avances y ella o él vav aprobando el trabajo hasta conseguir el resultado final”.

El segundo proceso es según su estado de ánimo; “voy creando en el momento, me inspiro en imágenes de maquillaje real, estilos de ropa, imágenes de niños (especialmente bebés, cuando hay fotos de sus facciones, me encanta ver el detalle de labios, nariz, etcétera), de ahí tomo mi gubia y comienzo a tallar. Puedo tardar 1 semana o 1 mes en ello hasta obtener el resultado que quiero, aunque a veces la muñeca termina de una forma muy distinta a lo que planifiqué días antes, ahí pienso que su personalidad quería otra cosa”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo