Marcela Aranda en su exposición por Ley de Identidad Género: "A mi hijo se lo llevó el lobby de la diversidad sexual"

Una de las caras visibles más críticas de la identidad de género estuvo presente para hablar sobre la iniciativa y el cambio de género de su hija.

Por Agencias

El día de hoy se aprobó de manera general el proyecto de ley de identidad de género en la comisión mixta de DD.HH de la Cámara, proyecto impulsado desde el Gobierno.  Entre varios expositores que participaron del debate estuvo Marcela Aranda, defensora del Bus de la Libertad, quien salió a explicar bajo su punto de vista el cambio de género que protagonizó su hija.

La mujer negó que su hija, Carla González Aranda, fuese trans, y la trató en todo momento como hombre, además de asociar a la transexualidad con trastornos y abusos sexuales. A la par dio a conocer el nombre legal de su hija y habló aspectos de su vida privada.

Aranda aseguró que la situación que vivió su hijo (se sigue refiriendo a ella como hijo) fue parte del lobby sexual. “Cuando mi hijo apareció aquí (en conferencia de prensa) yo llevaba un año sin verlo. El 8 de noviembre del 2016 dejé de ver a mi hijo cuando él me contó que sentía una persona transexual, cuando se lo llevó el lobby de la diversidad sexual y no me dejó hablar con él“, aseguró Aranda.

Además dejo en entrever una supuesta tesis para el cambio de género de su hija. “Nunca antes manifestó ninguna actitud afeminada ni ninguna actitud que manifestara una inclinación hacia el sexo femenino. Su vida ha sido dura, no puedo contarla porque es privada, pero corresponde a una de las causas de disforia de género”, continuó la expositora.

Sobre la ley de identidad de género aseguró que esta desnaturaliza la heterosexualidad.“Usando la realidad transexual se está haciendo una modificación antropológica en Chile. Cuando se naturaliza las identidades de género, se desnaturaliza la heterosexualidad”, señaló la defensora del polémico Bus de la Libertad.

Además, acusó en repetidas oportunidades al Movilh, y en especial a Jiménez, de ser “los responsables” de la transexualidad de su hija, así como de haber abusado de su familia por haber ayudado a la joven a iniciar los trámites para el cambio de su nombre y sexo legal.

“Marcela Aranda no tiene ética ni moral. Su sola intervención demuestra porque es necesaria la ley de Identidad de Género”, finalizó Jiménez.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo