Chile registró más de 8.000 sismos en 2017: es el año más telúrico desde 2010

Los temblores registrados aumentaron en un 26% respecto al año anterior y fue el año "más movido" después del 2010.

Por Javiera Ortiz

Todos quienes viven en Chile saben que es un país altamente sísmico porque ha sentido más de una vez un remezón en la tierra, pero muchos de los temblores no se llegan ni a sentir. Según los datos del Centro Sismológico Nacional de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, en 2017 se registraron 8094 sismos entre enero y diciembre del año recién pasado.

Cifras que incluiría a los sismos percibidos (352), es decir, aquellos que fueron reportados por el centro de Alerta Temprana de la Onemi y aquellos que no corresponden a esta categoría (7742), declarados como no percibidos.

Esta diferencia entre sismos percibidos y no percibidos, explican en el Centro Sismológico Nacional, no sólo se relaciona con la magnitud del evento, sino también con la profundidad en la que se localizan estos fenómenos y cuán cerca se ubican de los sitios donde Onemi tiene desplegado sus observadores.

Más sismos que años anteriores

En comparación con años anteriores, el número de sismos ocurridos en 2017 en Chile creció un 26% respecto al año 2016 (6437 eventos) y un 25% respecto al total sísmico de sismos ocurridos en el año 2015 (6499 eventos).

sismos Nelson Hermosilla, Publimetro

Respecto a este aumento, el director del Centro Sismológico
Nacional, Sergio Barrientos afirma que “Chile es uno de los países más sísmicos del planeta y esta cifra anual es principalmente el resultado del robustecimiento de nuestra red de monitoreo, lo que nos permite detectar y observar un espectro de actividad sísmica mucho más amplio, y con mayor detalle, en comparación con los años anteriores”.

Este año, las estaciones llegaron a 105 en todo el país, a diferencia de 2013, cuando la red constaba de 40 internacionales y otras 20de la red chilena.

Terremotos de Illapel y Chiloé

A pesar del aumento respecto a los años previos, en el Centro Sismológico explican que no sólo se debe al aumento de la cobertura sino que también a los dos grandes terremotos de los últimos años: el de Illapel en 2015 y el de Chiloé en 2016, además de la secuencia frente a las costas de Valparaíso en abril de 2017.

También, los sismos aumentaron por las "réplicas de algunos eventos de importancia que sucedieron en el año 2016, y la secuencia de sismos que se registraron frente a las costas de Valparaíso en abril de 2017 con un terremoto magnitud 6,9", precisa Barrientos. 

Respecto a los movimientos que se esperan este año, el especialista afirma que "es probable que si no hay terremotos importantes este año- de magnitud siete hacia arriba-, las cifras se mantengan o disminuyan. Lo que sí está claro es que vivimos en uno de los países con mayor actividad sísmica del mundo, y por lo tanto, nuestro deber como ciudadanos es estar preparados individual y colectivamente -de manera permanente- para enfrentar las posibles consecuencias de estos fenómenos naturales, es decir, vivir siempre en una cultura preventiva”.

Por último, los expertos del centro aclaran también que -para el número de sismos de magnitud menor- no es posible generar un ranking por regiones, para saber cuál tuvo más sismos y cuál menos. Aunque en general, se considera que para todo el país el umbral de detección (o magnitud mínima) es alrededor de 3, siendo un poco menor –debido al mayor número de estaciones- en las Regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Metropolitana.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo