Hospital San Borja Arriarán ya cuenta con su primera sala familiar para acompañar a los niños

Es la sexta sala existente en Chile y en promedio recibirá a 180 personas por día -incluyendo familias migrantes-, quienes tendrán un espacio de descanso mientras acompañan a sus hijos hospitalizados en los servicios pediátricos del establecimiento médico.

Por Daniel Pérez Pavez

Este jueves se inauguró en el Hospital Clínico San Borja Arriarán una sala familiar que recibirá en promedio a doscientas personas por día y que apunta a la posibilidad de que los padres y parientes puedan estar cerca o acompañen los tratamientos médicos que se aplican a los pacientes menores. La implementación de la sala, que cuenta con setenta metros cuadrados, es obra de la Fundación para la Infancia Ronald McDonald.

El Hospital Clínico San Borja Arriarán es uno de los más importantes del país, ya que cuenta con una de las más grandes dotaciones de camas pediátricas. Además, actualmente es uno de los que recibe mayor cantidad de familias migrantes y la nueva sala familiar no sólo es una instancia de apoyo, sino también un espacio que brinda integración y el soporte necesario para que los padres puedan estar cerca de sus hijos.

“Siempre se ha considerado como fundamental la presencia de la familia en el cuidado del niño hospitalizado y es por eso que ya llevamos 26 años promoviendo la presencia de los padres y cuidadores al interior del Servicio de Pediatría. Esta sala viene a mejorar las condiciones en que la familia permanece acompañando a su hijo, brindando comodidades adicionales a personas que están jornadas completas en esta tarea, facilitando el acompañamiento diurno y nocturno, incluyendo a los servicios pediátricos de mayor complejidad”, expresó la doctora Sofía Aros, jefa de Pediatría del hospital.

“La implementación de esta nueva sala responde a nuestro compromiso como Fundación de entregar apoyo a las familias que tienen a sus hijos hospitalizados por períodos prolongados a causa de enfermedades complejas. Sabemos que el estado emocional de los padres es fundamental en la recuperación de los niños, por lo que es un orgullo ver que con esta sexta sala ya hemos acompañado a más de 400 mil familias en estos años de existencia”, destacó Rosario Lavandero, directora ejecutiva de la Fundación para la Infancia Ronald McDonald.

Las salas familiares Ronald McDonald son espacios construidos al interior de hospitales públicos, que permiten que los niños se encuentran internados -incluyendo tratamientos complejos y prolongados-, tengan la posibilidad de ser acompañados por sus padres, ya que la cercanía de ellos es fundamental para su recuperación física y emocional. Las salas ofrecen ambientes acogedores, donde las familias pueden descansar y compartir con otras personas que están viviendo una situación similar.

La sala familiar dispone de un living, comedor, cocina americana y baños con duchas, instalaciones que las personas podrán utilizar de forma gratuita desde las 7:30 horas hasta las 20:30. A esto se suma la entrega de té y café durante todo el día y personal encargado de dar la bienvenida y acogida a las familias.

La implementación contó con el apoyo de la Fundación Amancay y la nueva sala familiar Ronald McDonald se suma a las ya existentes en Chile en los hospitales Exequiel González Cortés, Luis Calvo Mackenna, Sótero del Río, Roberto del Río y Hospital Carlos Van Büren.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo