El futuro de la primera víctima del modelo low cost

  • Director de Economía para todos – www.economiatodos.cl

Pareciera ser que el modelo “low cost” adoptado por aerolíneas nacionales se ha cobrado la primera víctima. Latin American Wings, quizás más conocida en el mercado como “LAW”, recientemente anunció que dejaría de operar vuelos nacionales para concentrarse exclusivamente en rutas internacionales. Al respecto, la compañía anunció compensaciones a quienes poseen pasajes comprados y que no podrán ejercerlos debido al cese de operaciones.

La empresa inició operaciones a principios de 2016 y tras dos años abarcando Antofagasta, Concepción y Puerto Montt dentro de sus destinos nacionales, tomó la decisión de inmolarse en lo que respecta a tráfico aéreo nacional. ¿Por qué? Quizás las cifras de la Junta Aeronáutica Civil nos indican una pista.

De acuerdo a las cifras consolidadas de 2017 que maneja el organismo estatal, LAW transportó 89.739 pasajeros durante el año, cifra diametralmente más baja a las que anotan su competencia directa. En mismo periodo, el gigante Latam Airlines transportó a más de 7 millones de pasajeros en rutas nacionales y Sky Airline 2,8 millones. La clave son las cifras de un competidor directo que se incorporó al mercado: Jetsmart. El transporte aéreo nacional de esta modesta empresa fue de 235.138 pasajeros. Así, LAW fue totalmente relegada a un rol secundario en el mercado nacional.

En lo que respecta a tráfico aéreo internacional la situación es distinta. En 2017, la firma transportó a 104.689 pasajeros desde Chile hacia otros países, lo que ubicó a la compañía en mismos niveles que aerolíneas como GOL, Avianca, American Airlines, Iberia y Plus Ultra. Así, con sus rutas que abarcan Punta Cana, Lima, Miami, Mendoza, Puerto Príncipe y Caracas, la compañía ha cosechado una exitosa posición en Latinoamérica.

En parte esto se explica por los últimos destinos mencionados, pues mientras grandes aerolíneas han dejado de operar en Venezuela, LAW se ha atrevido a ir donde otros ya no quieren ir. A esto se suma Haití, lo que le ha valido a LAW la sindicación de la aerolínea preferida por la creciente ola de inmigrantes que llegan a Chile con el paso del tiempo. Un fenómeno de movilidad social que ha sabido explotar la modesta compañía aérea.

De acuerdo a prensa, la aerolínea vendió US$ 19 millones en pasajes en 2016, amasando una ganancia neta de US$ 1,6 millones. Desde la administración, proyectan que los resultados de 2017 serán sustantivamente mayores: US$ 150 millones en ventas y US$ 10 millones de ganancias. En las cifras de transporte, el hecho de que los grandes actores del mercado nacional hayan decidido adoptar el modelo de bajo costo parecieran haber aniquilado a LAW, erigiéndose así como la primera víctima de esta nueva forma de hacer negocios.

No obstante, la empresa no enfrenta pérdidas y todo indica que pareciera abocarse a la razón de ello: los vuelos internacionales. En específico, ser fiel a su interesante y cuestionado estrategia de ser una aerolínea de los que ansían, más que otros, con venir a Chile.

 

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro