Asistente a almuerzo del Papa en Temuco revela detalles de la cita: "Está preocupado por el tema de la machi Linconao"

De los doce invitados sólo diez participaron. Silvia Llanquileo, dirigenta mapuche, le habló al Papa de la machi Linconao y el Francisco dijo conocerla.

Por Jaime Liencura

Diez fueron las personas seleccionadas para participar de un almuerzo privado con el papa Francisco en la casa "Madre de la Santa Cruz" en Temuco, Región de La Araucanía. A la cita estaban invitadas doce personas, pero el inmigrante haitiano Garbens Saint Fort no asistió y Sebastián Cayuleo, dirigente mapuche de la comunidad de Boyeco, no pudo ingresar al asistir con su hija de cinco años al evento.

Quien sí pudo probar la entrada de jaiba con carpaccio de pulpo y osobuco con risotto que hubo de plato de fondo fue Silvia Llanquileo, dirigenta mapuche de la comunidad pehuenche Quilaleo, sector Enoco.

"El Papa es muy amable, escucha, deja que uno le diga cosas y las responde. En ningún caso se negó a responder a ningún planteamiento nuestro", indicó a Publimetro la asistente a la cita.

Aseguró que cada uno de los diez les expresó problemas locales pero también hubo tiempo para analizar la situación de la región en general. "El tema de las tierras se habló. Hay muchas comunidades que están en conflicto con eso, porque las leyes están mal elaboradas. Entonces hay lugares que se aprovechan de esta situación y eso juega en contra", expresó Llanquileo.

"El agua y la violencia que había en la Región fue también lo que más se trató", añadió la dirigenta.

"Hay mucha gente sin agua potable producto de las forestales que vienen a llenarnos de eucaliptus", reclamó la autoridad mapuche.

Le mencionó a la machi Linconao

En la ocasión, además, la mujer pudo hasta conversar directamente con el Papa a quien le pidió, entre otras cosas, que intercediera en el caso de la machi Francisca Linconao, investigada por su presunta participación en la muerte del matrimonio Luchsinger Mackay.

"Fui directo con el Papa, una conversación con él, donde yo le dije que se preocupara de ese tema porque igual la machi está sufriendo y a veces hay que averiguar bien de dónde viene el tema, porque a lo mejor no es tan así como se dice (que ella tuvo participación)", aseguró Llanquileo.

"Tenía claro lo que estaba pasando y me dijo que estaba igual preocupado por el tema", sentenció la dirigenta de Enoco.

Dirigente quedó afuera

En la invitación, además, había otros dirigentes mapuche, artesanos de la Región, pescadores e hijos de colonos. Quien no pudo ingresar al almuerzo fue Sebastián Cayuleo, quien acusó discriminación.

"Me dijeron que no podía entrar con mi hija, pero yo creo que era porque quisieron entorpecer lo que quería decir", reclamó.

En ese sentido afirmó que "tuve la intención de recoger la carta de la machi Linconao, pero tampoco me dejaron. Yo quería expresarle lo que está sufriendo la lagmien, pero no pude hacerlo", se quejó el dirigente de la comunidad de Boyeco.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo