Obispo Barros otra vez provoca la furia de fieles y niega encubrimiento de Karadima: "No he sido testigo de eso"

La autoridad eclesiástica de Osorno además pidió que la atención se centre en el Papa y pidió que lo dejaran tranquilo. Tuiteros cuestionaron su participación en la misa con Francisco.

Por Jaime Liencura

Otra vez el obispo de Osorno, Juan Barros, terminó concentrando la atención de los medios en Temuco, lugar donde co-ofició una misa junto al Papa. La autoridad eclesiástica negó haber encubierto a Fernando Karadima, el sacerdote que fue condenado por abusos sexuales contra menores, desatando así la furia de los fieles quienes manifestaron su disconformidad en las redes sociales.

"Yo he dicho muchas veces que no he sido testigo de eso", indicó el obispo Barros a su llegada, evitando así referirse a las acusaciones de quienes exigen que deje el cargo por la cercanía que tuvo con Karadima.

Manifestó su alegría

Con el objetivo de desviar las preguntas, el obispo decidió referirse a la visita del papa Francisco sin contestar las interpelaciones.

"La visita del Papa es lo principal. Ustedes ayuden por favor a que el fruto de la visita llegue a tantos corazones. Que estemos contentos y abiertos a la palabra de Dios que nos trae el Papa", declaró a la salida del aeropuerto de Temuco.

En ese sentido, sobre la posibilidad de co-oficiar una misa con Francisco, no dudó en manifestar su felicidad. "Para un obispo, para un sacerdote, es una alegría inmensa celebrar la misa con el Santo Padre".

Por último, ante la insistencia de los medios, solicitó que se acabaran las preguntas sobre su renuncia. "Les pido que me dejen tranquilo", exigió.

Furibunda recepción

Tal actitud desembocó en cientos de tuit que criticaron su participación en la misa de Francisco en Manquehue, en la Región de La Araucanía.

"Realmente impresentable la presencia del Obispo Barros en las misas del Papa Francisco. ¿De quién es la falta? De los líderes de la Iglesia chilena o viene desde más arriba?", escribió el usuario Alvaro Garay.

"El Obispo Juan Barros le tiene que saber varios secretos a varios de sus colegas para que no lo marginen de la Iglesia. Tanto daño que le hace a una institución en crisis y ahí sigue", comentó por su parte el tuitero Guillermo García.

"Estaba arrepentida de no haber ido a Temuco a ver al Papa, hasta que cache que estaría el Obispo Barros", reflexionó la usuaria Camila Bustamante.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo