“Francisco, aquí sí hay pruebas”: víctimas de abusos sexuales en Perú le recordaron al Papa sus dichos en Chile por su defensa al obispo Barros

"No hay ni una sola prueba en contra, todo es calumnia”, dijo Francisco en su paso por Chile sobre las acusaciones de encubrimiento contra Juan Barros.

Por AP

Una manta con el mensaje “Francisco aquí sí hay pruebas” con el rostro del peruano Luis Fernando Figari, fundador de un conservador movimiento católico y acusado de cometer abusos sexuales, fue colgada en un edificio frente a un famoso monasterio limeño donde Francisco conversó con religiosas.

Días antes de iniciar su gira por Sudamérica, el Vaticano se hizo cargo del controvertido movimiento católico Sodalitium Christianae Vitae y designó un comisionado para hacerse cargo del grupo que tiene capítulos y alrededor de 20.000 miembros en toda Sudamérica y Estados Unidos.

Aunque Figari nunca fue acusado, muchas de las denuncias contra él, de abuso y humillación, fueron confirmadas al final por una investigación del Vaticano. Se ordenó a Figari poner fin a todo contacto con los miembros de la sociedad y desde entonces vive en Roma.

El mensaje colgado en el edificio recuerda el incidente ocurrido el jueves durante el fin de la gira de Francisco por Chile, cuando acusó a las víctimas de Karadima de haber calumniado a otro obispo, Juan Barros.

Las víctimas dicen que Barros sabía del abuso cometido por el cura Fernando Karadima pero nunca lo detuvo o denunció, lo cual es negado por Barros.

"El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, allí voy a hablar", dijo Francisco a periodistas chilenos en la norteña ciudad de Iquique. "No hay ni una sola prueba en contra, todo es calumnia ¿Está claro?", añadió desatando la ira en Chile.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo