Sename: el "patio trasero" de la política que ningún Gobierno se ha hecho cargo

El informe del Indh reveló que de 401 niños entrevistados, 23 acusaron abusos sexuales. Expertos analizan por qué los políticos no se hacen cargo de esta materia.

Por Jaime Liencura

El caso del informe sobre el Sename es terrible por lo siguiente: desde el Instituto Nacional de Derechos Humanos (Indh) hicieron una encuesta a 401 niños de esta institución. La idea era conocer las condiciones en las que vivían. Fue en tales entrevistas en que 23 revelaron que fueron víctimas de abusos sexuales. Pero no es todo: 8 de cada 10 del total de consultados indicaron que recibían castigos por parte del personal. Es decir, casi todos.

La encuesta se realizó entre enero y abril de 2017 pero los resultados se dieron a conocer recién este jueves, a casi un año desde que se empezó con las encuestas. ¿Por qué tan tarde?

Involucrados

Para Rolando Jiménez, líder del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), esto ocurre porque el informe "viene a poner una luz en un área que muchos querían esconder por su responsabilidad política o civil. Aquí hay instituciones, tanto privadas como gubernamentales, que no han cumplido su deber".

De hecho, a su juicio, que se hayan cometido esos abusos revela no sólo la responsabilidad del Estado, sino también de ONGs que se encargan de áreas como terapias de recuperación, asistencia judicial o labores sicológicas.

"Hay un montón de ONG que el Estado les encarga materias que tienen que ver los derechos de los niños, que seguramente detectaban abusos, pero nunca los denunciaron porque trabajaban como colaboradores del Estado. Si denunciaban al Estado, se quedaban sin esos recursos. Es un círculo vicioso terrible", sostiene.

Un dato. Uno de los interesados en publicar el informe fue el ex director del Indh, Branislav Marelic quien, de forma sorpresiva, tuvo que abandonar su cargo el pasado 15 de enero. En su reemplazo nombraron a Consuelo Contreras, vinculada anteriormente a la ONG Corporación Opción, que recibía subvenciones a través de licitaciones públicas que se adjudica Sename. Contreras, de hecho, se oponía a la metodología usada en materia de abusos pues a su juicio "no era apropiada".

Nadie se hace cargo

Para Jiménez, una de las cosas que más llama la atención es que, independientemente del color político, ninguno de los gobiernos ha tomado al Sename como una prioridad. En términos simples, resulta casi un patio trasero que nadie cuida.

"Todos los Gobiernos, desde los primeros de la Concertación, pasando por los dos de Michelle Bachelet han tenido una desidia muy importante en cómo el Estado ha abordado la situación del Sename", sentencia.

Para explicar esto, el analista político Guillermo Holzmann aclara que esta institución "es el final de una cadena que funciona cuando otras instituciones como Gendarmería, la Justicia, enfrentan la temática de los menores abandonados, condenados o procesados. Es como un final del camino y para poder arreglar ese final, se requiere que todas las instituciones que están antes hagan lo propio”.

Agrega que "para hacer cualquier modificación que sea efectiva, se requiere de varias modificaciones de leyes. Y eso es lo lento, que requiere la voluntad del Ejecutivo y de varias instituciones. Además, como son reformas que no van a generar resultados en el corto plazo, a cuatro años, por ejemplo, no genera el interés o la preocupación de los políticos".

Cómo actuar en el futuro

Para Pilar Navarrete, sicóloga forense de la Corte de Apelaciones de Santiago y Valparaíso, una de las cosas que hay que considerar es la revelación de abusos sexuales que hicieron menores de edad.

“Lo primero que hay que hacer es validar estos abusos. Hay que hacerle entender que la realidad que ellos veían no era lo normal", precisa la especialista.

De hecho, más allá de lo terrible de un abuso en sí mismo, indica que el reconocimiento de haber sido una víctima es un gran primer paso. "Podría entregar una posibilidad de alivio. Pero ahí también empieza el trabajo más importante porque todo lo que ocurra de ahí en adelante va a depender de la respuesta que se obtenga de esa revelación".

Por lo mismo, recomienda mirar con atención las cifras que indican que el 69,1% de los niños que declararon abusos sigan en contacto con la persona que los cometió.

“Eso es súper grave. Tener a ese agresor permanentemente en su vida de alguna forma naturaliza ese hecho o podría incluso hasta invisibilidad a ese niño, podría revictimizarlo constantemente o silenciarlo", aclara.

Finalmente indica que ya una vez que se conocen estos casos, hay que trabajarlos de inmediato. "Se requieren acciones rápidas. Primero validar y luego contener y acoger, además de sacar al agresor del lugar. Tras esto, viene un trabajo de reparación que, si están en la posición en la que se describe, es un trabajo muy largo”, sentencia.

Aclaración

Desde la ONG Corporación Opción se contactaron con Publimetro con el objetivo de precisar la información respecto a la relación que tienen con Sename.

Con ello descartan que participen en los centros que fueron objeto de observación del Indh en alguno de los 171 dependencias del Sename y que desataron las conclusiones del informe.

Por último, reiteran que los dineros los reciben por concurso público en licitaciones que se adjudican cada vez que se abren las instancias.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo