Ámsterdam establece nuevas normas para los turistas que visiten el Barrio Rojo: no mirar a las prostitutas

La nueva reglamentación también prohíbe a los tours que incluyan el consumo de drogas y alcohol.

Por Agencias

La municipalidad de Ámsterdam ha decidido restringir el acceso de turistas a la zona más visitada de la ciudad, el "Barrio Rojo". Esta norma ha surgido tras las quejas de los dueños de los locales, que aseguran que hay tantos turistas que están perdiendo clientes.

Por orden municipal el popular "Barrio rojo" tendrá visitas reguladas: se limitarán las guías a grupos reducidos y se prohibirá que los turistas miren los escaparates. Se acabaron los más de 30.000 visitantes que semanalmente se quedan mirando fijamente y de forma continuada a las mujeres que ofrecen sus servicios en sus famosas ventanas, tendrán que seguir las explicaciones de espaldas y no mirarlas para mostrar respeto.

Estará prohibido también sacar fotografías a las prostitutas. Son restricciones tanto para los turistas y como para los guías, que sin licencia no podrán acompañarlos en el mítico paseo entre luces rojas y sus grupos tendrán como tope 20 personas.

Esta medida entrará en vigor en abril y es la última de una serie de esfuerzos llevados a cabo por la ciudad para reducir la concentración de turistas en el casco histórico. La nueva reglamentación también prohíbe a los tours que incluyan el consumo de drogas y alcohol. Tampoco, podrán dejar de que los turistas se paren en los puentes o las entradas de las tiendas en horario de apertura.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo