Odiado torniquete "mariposa" consiguió la evasión más baja del 2017: empresas recibieron instrucciones para usarlo con abuelitos y embarazadas

Junto con las zonas pagas y el aumento de fiscalización privada, desde el Ministerio de Transportes indicaron que se consiguió una evasión de 23,7%.

Por Jaime Liencura

A estas alturas, el torniquete mariposa es como la humita con azúcar: odiado por mucho pero amado por un número similar de personas. Entre el grupo que adora esta medida se encuentra el Ministerio de Transporte, organismo que este martes entregó las cifras de evasión que se consiguieron en el último trimestre de 2017: 23,7%, la más baja del año.

Según esta cifra, en promedio uno de cada cuatro pasajeros sigue sin pagar su pasaje. Aún así, que se haya conseguido 10,9% menos que el mismo período del año 2016 (cuando se alcanzó 34,6%) dejaron contenta a la ministra del ramo, Paola Tapia.

"Ha sido esencial para la baja de la evasión que los usuarios comprendan la relevancia de pagar su pasaje", indicó la jefa de la cartera.

Tres pilares

Para la ministra, estos números se consiguieron gracias a tres pilares de trabajo: zonas pagas, inspectores privados y los odiados -o amados- torniquetes "mariposa".

En ese sentido, indicó que la medición en particular del parapeto no se midió, ya que "realizamos una medición conjunta y que no se focaliza en una o sola medida".

No obstante, en conversación con Publimetro indicó que "sabemos que medidas como el torniquete son efectivas para reducir la evasión".

Empresas recibieron manual de uso

Una de las principales quejas de los usuarios era lo complejo que resulta esta barrera para personas de la tercera edad, embarazadas, personas con coche o con muchas bolsas.

Sobre ese punto, la ministra indicó que "formalizamos, en un acto administrativo, un protocolo que establece cuáles son las formas de utilizar este torniquete para dar las facildades necesarias para cuando una persona está embarazada, va con coches, con bolsas y otros en similares condiciones".

Agregó que "ese protocolo fue notificado a las empresas en el segundo semestre de 2017 y nos encontramos monitoreando con las empresas que las personas tengan alternativas".

Entre esas, la más práctica, es que los conductores permitan la validación para luego abrir la puerta de atrás. Pero todos saben lo que ocurre cuando el chofer de la micro abre esa posibilidad. Aún así, desde el ministerio valoran la postura de 2.100 unidades que representan a un 33% de la flota actual del Transantiago.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo