Transantiago: odiado torniquete "mariposa" revirtió tendencia al alza en evasión durante administración de Bachelet

Pese a que en su segundo período gubernamental la Mandataria consiguió la cifra peak histórica de 34,6%, en el último año consiguió bajar las cifras al mismo nivel que tenía cuando asumió la presidencia.

Por Jaime Liencura

Amor y odio es lo que genera el torniquete "mariposa". En la vereda crítica están las personas embarazadas, de la tercera edad o con niños que dicen que la barrera es compleja de usar. En el carril de su defensa está el Ministerio de Transportes que este martes salió a defender su instalación con un dato fáctico: la evasión del último trimestre del año pasado llegó al 23,7%.

La cifra es la más baja desde que la segunda administración de Michelle Bachelet se hizo cargo del Transantiago de nuevo, es decir, el período de abril a junio de 2014. Ahí la evasión cayó al 22,8%. No obstante lo que siguió después fue radicalmente distinto. En los siguientes 15 semestres, la evasión nunca bajó del 24% e incluso en el trimestre de octubre y diciembre de 2016 se alcanzó la cifra récord de 34,6%.

Por eso, la ministra Paola Tapia estaba contenta de cerrar el 2017 con una baja de 10,9% respecto al mismo período del año anterior. Y, para ella, la responsabilidad de todo esto fue, en parte, del odiado parapeto.

Defensa a la barrera

"Durante el año 2017 hemos logrado instalar el torniquete en un 33% de la flota de buses del Transantiago, lo que asciende 2.100 máquinas", defendió la ministra Tapia.

Luego, en conversación con Publimetro explicó que "medidas como el torniquete han sido efectivas para disminuir la evasión" pero según ella no es la única. De hecho, explicó que desde abril a la fecha se trabajó en tres pilares: aumentar los 220 parapetos que había en 2016; sumar más zonas pagas, por lo que se pasó de 67 a 135 en doce meses; y contar con más inspectores privados para alcanzar los 650, los que en conjunto cursaron 96 mil multas en este año versus las 68 mil de 2016.

Manual de uso

Como estas medidas son efectivas para la ministra, las traspasarán al próximo gobierno. De hecho, el torniquete no se va y para responder a las críticas, Tapia afirmó que ya se entregó a los operadores del Transantiago indicaciones sobre cómo los choferes deben responder cuando un abuelito o una mujer embarazada no pueda cruzarlos.

"Hemos propuesto entregarle a las empresas concesionarias -y así lo hemos formalizado en un acto administrativo- un protocolo que establece cuáles son las formas de utilizar este torniquete para dar las facilidades necesarias para cuando una persona está embarazada, va con coches, con bolsas y otros en similares condiciones", sostuvo Tapia.

Concurso

Pero como no todo debe ser barreras, desde esta cartera aprovecharon de anunciar un concurso para premiar a quienes validan. Así, quienes hacen sonar su Bip! más de tres veces a la semana, pueden inscribirse en la web http://concurso.transantiago.cl/ para participar por el sorteo de 50 recargas semanales de $10 mil.

Los premios se entregarán por 14 semanas consecutivas y la campaña será financiada por los mismos operadores del Transantiago.

Futuro

Como varias de las medidas han resultado efectivas el términos de disminución de la evasión, la ministra aclaró que no dudarán en entregarle las claves a la próxima administración.

"El plan integral lo vamos a traspasar al próximo gobierno; lo que está en ejecución y lo que se está piloteando, como el conteo de pasajeros, el validador en la segunda puerta y el uso de tecnología para controlar la evasión", aseguró Tapia.

También detalló que la ley contra la evasión, que incluye una lista negra de quienes se pasan de listos, "contempla nuevas herramientas y vamos a dejar entregadas en la próxima administración la propuesta de reglamento que va a estar escrito y estructurado".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo