La búsqueda de tesoros en Licantén: la misteriosa práctica de turistas en el pueblo donde desapareció Emmelyn

Los lugares que están bajo la lupa son Licantén y Vichuquén. A pesar de que la segunda comuna ha explotado el ala turística por las historias de brujas que envuelven la zona, Licantén no se queda atrás y, según testimonios de residentes y turistas, las leyendas son pan de cada día.

Por Fresia Ramírez

Poco es lo que se sabe de Licantén, el pueblo de la pequeña Emmelyn Canales, desaparecida hace ya seis días. Las dudas invaden al abuelo de la niña por creer que el presunto secuestrador, José Navarro, era un brujo. Sin embargo, parece que esta práctica es mucho más común de lo que se cree.

Los licanteninos tienen la creencia popular de que los tesoros que los españoles robaron al pueblo mapuche fueron enterrados en sus cerros, o así lo cuentan algunos de sus habitantes.

Leyendas no tan leyendas

Este es el tercer verano que Soledad Calquín recibe en una de sus cabañas a un grupo de arqueólogos que llegan a la localidad buscando tesoros. "Se levantan temprano y vuelven en la noche, van a la zona de "Los Cristales", conocida por tener gente trabajando en esta labor, hay piedras brillantes", cuenta a Publimetro la propietaria de Cabañas Rukas Licantén, innovadora propuesta turística donde los visitantes usan vestimentas mapuches y se despiertan con el sonido de la trutruka.

Precisamente ahí es donde el suegro de Jorge Rojas, dueño de la cabaña Andalikan, supuestamente encontró una "pelota de oro". "El suelo de esa zona posee unas piedras blancas y cristalinas, esto quiere decir que hay oro cerca y ahí es donde la gente busca. Mi abuelo lo hacía y varias veces de pequeño me convenció de ir con él", recuerda.

"Son historias que se tejen, porque a alguien le dijeron algo, porque la gente antigua decía esto. Por su puesto que es algo que todos conocen, y todavía hay personas que creen en los tesoros mapuches o incas y se internan en los cerros a buscarlos", asegura Rojas.

"Es algo que se habla siempre durante la once, los turistas hablan sobre eso, las personas me preguntan. La gente tiene inserto en sus mentes que los españoles escondieron sus tesoros. Es algo impregnado en las creencias de la gente, se palpa y se siente", cuenta Calquín.

También "por eso la gente es susceptible a creer y puede ser vulnerada por la ansiedad de encontrar estos tesoros que son parte de la cultura de Licantén", asegura ella, refiriéndose al actuar del abuelo de la niña.

Las autoridades lo niegan

Para Marcelo Fernández (IND), alcalde de Licantén, la zona no posee tales leyendas. "No es una localidad que trabaje en que existan brujos o que tengamos tesoros escondidos, sino lo hubiésemos explotado turísticamente como “la zona de los tesoros escondidos” o “de los brujos”. Este es un tema puntual, local, de esa familia", indica a Publimetro.

Respecto a los tesoros del pueblo mapuche, que la creencia popular están enterrados en los cerros del sector, Fernández es categórico diciendo que "muchos aborígenes podrían haber tenido sus artesanías que quedaron bajo tierra, pero eso ocurre también en otras zonas del país".

Por el lado de Carabineros, el coronel Patricio Salazar indica que no existen denuncias sobre personas desaparecidas por buscar tesoros ni por temas paranormales. "Yo soy de la zona y he escuchado de las leyendas, pero no es un hecho masificado, este es un hecho puntual", aseguró el coronel.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo