Camino de venezolanos hacia Colombia se endurece pero migración masiva continúa

37 mil venezolanos llegan cada a Colombia. Control migratorio se ha endurecido por orden del presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

Por Mauricio Niño

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunció el pasado jueves que se fortalecerían los controles fronterizos con el país vecino de Venezuela para regularizar el ingreso de sus ciudadanos. Ello, debido a que se estima que 37 mil ciudadanos venezolanos cruzan cada día la frontera para huir de la crisis en su país.

"Lo que se quiere como gobierno, como país, es lograr una migración ordenada, segura y legal. Lo que estamos haciendo es fortaleciendo las medidas de orden, de seguridad en beneficio de todos", dijo el fin de semana en una conferencia de prensa el director de Migración Colombia, Christian Krüger.

Desde este fin de semana, tres mil unidades de las Fuerzas Armadas refuerzan el control en la frontera. Además, ya se cuenta con la presencia de un comando interagencial liderado por la Policía de Colombia que cuenta con la participación de la Fiscalía, Migración, el Ejército y la Armada y la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

De acuerdo a las autoridades colombianas, en solo el último año el flujo de venezolanos al país aumentó en un 110 por ciento. Además, el número de venezolanos en Colombia aumentó en 62% entre el 2016 y el 2017. Hoy, 550 mil venezolanos están principalmente en las ciudades de Bogotá, Ipiales, Barranquilla, Cúcuta, Maicao, Medellín, Pasto, Bucaramanga, Cartagena y Cali.

La medida supone una serie de dificultades principalmente para las personas que trabajan en Colombia pero cada semana o mes, regresan a Venezuela con productos de primera necesidad -como alimentos o medicamentos- para sus familiares. Como se sabe, no todos los venezolanos que llegan a Colombia permanecen en el país. Migraciones informó que la salida de venezolanos de Colombia se incrementó en un 109%, al pasar de 311.000 registros en 2016 a 652.000 en 2017.

Desde el fin de semana, los venezolanos han pasado horas en filas para poder ingresar a Venezuela. Los nuevos controles, que exigen pasaportes en regla o una tarjeta especial que ha dejado de emitirse, ha generado una serie de protestas entre los migrantes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo