¿Corrección o cambio de tendencia?

Por Sergio Tricio
  • Gerente general de Ruvix –@stricio

En el mundo de las inversiones estamos constantemente identificando tendencias, ya sean al alza, a la baja o en muchas ocasiones estabilizaciones que denominamos "lateralizaciones". Al visualizar un gráfico se pueden identificar fácilmente estas tendencias y lo que hemos podido observar en los mercados de EEUU desde el año 2009 hasta hace poco, es una gran tendencia alcista que ha permitido una revalorización cercana al 300% hasta sus máximos en enero.

Esta impresionante alza se dio en un contexto de recuperación de la economía norteamericana tras la crisis inmobiliaria y financiera del año 2008, acompañada de políticas monetarias extraordinariamente expansivas, que por varios años, mantuvieron a las tasas de interés cercanas al 0%, lo que permitía que los inversionistas accedieran a financiamiento barato que luego lo invertían comprando acciones.

…como dice el viejo dicho, cuando EEUU estornuda, el mundo se resfría…

A estos factores se le sumó en el último tiempo la recuperación económica global, la caída del dólar en el mundo y una reforma fiscal en EEUU que beneficiaría de manera importante a las empresas. Todo esto permitió que los precios de las acciones subieran prácticamente sin correcciones (caídas de corto plazo) y a valores que no tenían relación con las utilidades que estaban generando las empresas.

Hasta ahora la bolsa norteamericana ha caído cerca de un 10% y como dice el viejo dicho, cuando EEUU estornuda, el mundo se resfría, por lo tanto la caída de las bolsas ha sido generalizada en todo el mundo. Hoy más que nunca, estas caídas nos afectan y tenemos conciencia de ello porque vemos el impacto en los fondos de pensiones, que estarían borrando en pocos días, todo lo ganando en enero.

A mí parecer, las caídas de la bolsa se pueden extender por algunas semanas más, alcanzando una caída en Wall Street desde máximos de un 15% a 20%, pero se trataría solo de una corrección y aún no estaríamos en presencia de un cambio de tendencia, que provoque una caída prolongada y mayor en torno a un 30% a 40%.

Por último, no tome decisiones apresuradas sobre sus fondos de pensiones, cambiarse ahora a un fondo menos riesgoso es asumir la pérdida de esta caída, por lo tanto, si en algún momento evalúa un cambio, hágalo cuando los mercados estén más tranquilos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo