Licantén: fiscal acusa a José Navarro de sustraer a Emmelyn para "efectuar un ritual"

El persecutor regional Mauricio Richards además indicó que el detenido ofrecía ceremonias para curar males. Navarro por su parte gritó "ahora esclareceré todo".

Por Jaime Liencura

Los misterios que rodean el caso de Emmelyn (11) y la sustracción de la cual fue víctima no cesan. Pese a que la formalización de José Manuel Navarro (31) adquirió la calidad de "reservada" a petición de la misma Fiscalía, de igual manera se conoció un detalle más durante la audiencia que se gestó en el Tribunal de Garantía de Licantén, en la Región del Maule. Según el persecutor regional, Mauricio Richards, el presunto secuestro se habría generado con el objetivo de realizar un "ritual".

Todo comenzó exactamente a las 15:00, momento en que Navarro llegó esposado desde la cárcel de Rancagua con un nuevo corte de pelo y afeitado. Antes de ingresar a la sala, el detenido gritó "ahora esclareceré todo", sembrando así la duda respecto a lo que él piensa respecto a esta situación.

Cuando todos los abogados, tanto defensores como persecutores estaban en sala, el juez del tribunal, Marcial Taborga dio tiempo a la prensa para tomar imágenes. Asimismo, pidió que se liberara una mano de Navarro y, dio tiempo para que el fiscal Richards imputara los hechos por los que será investigado el detenido.

Ritual

Fue durante los primeros diez minutos en que, teniendo la palabra, el fiscal relató que desde 2007 que Navarro mantiene una relación con la familia de la menor. Según sus palabras, todo comenzó cuando el joven se habría atribuido "poderes de la naturaleza metafísica" para autodenominarse como "el brujo de Vichuquén".

Es en este contexto en que el imputado habría ofrecido a esta familia la realización de rituales y ceremonias de brujería para atacar "variados males". Así, con el paso de los años, el hombre habría tomado contacto con la menor.

Tras narrar estos hechos, el fiscal Richard dijo que la relación se mantenía igual entre la familia de Emmelyn y Navarro hasta el sábado 3 de febrero, día en que los dos junto al abuelo de la menor, Luis Vidal, salieron al sector del cerro El Quelmen, en Licantén, a buscar un tesoro. En ese momento, el imputado aprovecha un descuido del anciano para golpearlo y escapar con la menor.

Pero este escape, para el persecutor, no fue al azar. Muy por el contrario, según su acusación la sustracción "fue deliberada y premeditadamente planificada por el imputado, con la finalidad de efectuar un ritual propio de sus costumbres".

Formalizado

Con estos antecedentes sobre la mesa, el Ministerio Público abogó por formalizar a Navarro por dos delitos: lesiones graves en contra de Luis Vidal y sustracción de menores, tras llevarse a la niña por al menos siete días.

Cabe mencionar que este último delito, el fiscal mencionó el artículo 142 y su inciso segundo del Código Penal para conseguir, de esta forma, que Navarro quede en prisión preventiva mientras dure la investigación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo