El rebuscado motivo por el que Xerox redujo la delincuencia en Chicago con una impresora

John Viavattine, un ejecutivo de la legendaria marca, reveló al New Yorker una de sus más heroicas hazañas trabajando para la comprañía

Por Francisca Herrera

Es cierto que con pequeñas acciones se puede contribuir enormemente a la sociedad, sin embargo, la anécdota de un ejecutivo de la Xerox, marca que fue líder en impresión, para sustentar que contribuyeron para bajar la delincuencia en Chicago es un poco rebuscada.

John Viavattine, responsable del Media Technology Center de Xerox, contó que a mediados de los 90 le solicitaron que revisara el sistema del tribunal de niños de Chicago, ya que hace algún tiempo tenían problemas con unas nuevas impresoras, aparentemente 400 Series.

"Lo que sucedía era que los abogados tenían que entregar ciertos documentos judiciales a los abogados defensores dentro de un cierto período de tiempo. De lo contrario, el acusado fue dejado ir. Y estaban perdiendo dos de tres casos debido a los atascos de papel", explica y remarca Viavattine.

¡Atascos de papel! Ahora sabes por qué se redujo la tasa de criminalidad en Chicago"

De acuerdo a la explicación del ejecutivo, el problema radicaba en que "estaban usando un papel fuera de la marca, realmente descuidado".

"Los repetidos atascos estaban demorando el proceso tanto que… ¡Dos de cada tres veces llegarían tarde y el acusado sería liberado!", explicó al ver la escepticismo de su compañero Erwin Ruiz, encargado del equipo que se preocupaba de los atascos de papel, también en la entrevista para el medio estadounidense.

Una vez concluida la heroica historia, Ruiz mira al periodista "con un brillo en los ojos" y sentencia "¡Atascos de papel! Ahora sabes por qué se redujo la tasa de criminalidad en Chicago".

Si bien es cierto en aquella época la tasa de criminalidad había llegado a sus cifras más altas para luego, a mediados de los 90, caer en picada, es un poco rebuscado pensar que fue obra de Xerox al sugerir un papel de impresora original. No obstante, uno nunca sabe que pequeña acción puede algún día cambiar el mundo.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo