Alsacia, una de la peores evaluadas, sería la gran ganadora tras panne de la licitación del Transantiago

La empresa tiene contrato hasta octubre del próximo año podría extender sus servicios si la licitación se detiene completamente. Los costos podrían ser muy altos.

Por Jaime Liencura

A fines de 2016 Olivia Newton-John confirmaba su participación en el Festival de Viña del año siguiente. La noticia aparecía justo cuando algunos medios titulaban con la colusión de las empresas del papel tissue y con las evaluaciones del reinicio del teleférico del Cerro San Cristóbal. Es en esa época en que Alsacia, la empresa que opera todos los recorridos 100 más los 408 y 410 del Transantiago , terminaba como la peor evaluada del sistema.

En el último trimestre de ese año, su Índice de Cumplimiento de Frecuencia (ICF) llegaba al 91,3% cuando el mínimo exigido era 90%, mientras que su Índice de Cumplimiento de Regularidad (ICR) se establecía en 78,3%, debajo del 80% que se pedía como base. En lo único en lo que Alsacia se salvaba de ser la última era en los índices de evasión. Ahí quedaba en la quinta posición de siete, con 38,6%. Y es esa empresa la que en octubre de próximo podría extender su contrato con el Transantiago, a causa del congelamiento en la licitación.

Así al menos lo cree Franco Basso, ingeniero civil matemático y doctor en Transportes quien califica el hecho como "una pésima noticia para la ciudad". En conversación con Publimetro el también académico de la Universidad Diego Portales afirma que la extensión del servicio con esa cadena es uno de los problemas que trae el freno al "Nuevo Transantiago".

"Eso implica que habrá una negociación entre el Estado de Chile y los operadores actuales para extender las operaciones más allá de octubre de 2018", precisa. Agrega que "Ellos tendrán el sartén por el mango a la hora de realizar esa negociación", sostiene el profesor. De hecho, estima que el perjuicio al Estado, tanto por cuestiones de renegociación y pago de eventuales multas por este congelamiento "superaría los US$3 millones".

Alsacia no se frena

Al ser contactados por Publimetro, desde el equipo de comunicaciones de Alsacia recalcan que los índices de esa compañía han subido. Tienen razón: pasan del séptimo lugar al sexto en el tercer trimestre de 2017, el último publicado por el Ministerio de Transportes. Su IFC subió a 93,24% y su ICR llegó hasta 81,39%. Fue en evasión donde les fue mal, sobre todo en el período octubre-diciembre del año pasado. Allí quedaron en el último puesto con 30,8%. No obstante, evitaron referirse al futuro tras el congelamiento de la licitación.

Quien sí lo hizo fue el presidente del Sindicato de Trabajadores de Alsacia, Simtal, Rodolfo Cid. Junto con confirmar que los índices de la compañía han subido, afirma que tras frenar el proceso es muy probable que se extienda la operación. "Nosotros creemos que no va a haber licitación. En octubre se extiende el contrato por el tiempo en que el próximo Gobierno se va a tardar en iniciar un nuevo proceso y el camino va hacia allá".

Pero también pone sus reparos. "No sé si lo correcto será extenderlo tantos meses, pero la licitación había que detenerla sí o sí porque se hicieron muy apuradas". A diferencia de los reclamos que acogió el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (Tdlc), las demandas de su sector apuntan más a cuestiones laborales.

"La licitación permitía la subcontratación que daña al gremio. A nosotros no se nos escuchó", reclama el dirigente. Aún así ve el futuro como una oportunidad. "Yo le pido a la adminsitración del Presidente Sebastián Piñera que nos escuche, porque somos fundamentales para el sistema", declara.

Estado negociando con empresa que lo demandó

Un último antecedente a considerar es que, en caso de negociar un contrato más allá de octubre de este año, se daría la paradoja de pactar con una empresa que tiene una demanda contra el Estado en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi).

Fue a mediados del año pasado cuando la compañía acusó al Estado de ser responsable de su virtual quiebra. Su principal argumento fue un eventual "incumplimientos de contratos" por parte del Gobierno de Chile. No obstante, en noviembre pasado se conoció que Alsacia tenía un esquema off shore en Islas Bermudas que le permitiría asegurar recursos en un país donde existe una política de cero impuestos, lo que desató una serie de críticas a ese operador.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo