Chile será sede del IV Foro Global de Empresas por la Igualdad de Género

Asistirán líderes empresariales, gobiernos, representantes de empresas y sindicatos y organismos internacionales.

Por Publimetro

Generar compromisos sobre los desafíos que tienen los distintos actores en el logro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en la promoción de la Igualdad de Género, y el término de las discriminaciones en los ambientes laborales para una mayor incorporación de las mujeres al mercado del trabajo remunerado es el objetivo del IV Foro Global de Empresas por la Igualdad de Género" que se realizará el próximo 27 y 28 de febrero en Chile.

La organización está a cargo del Gobierno y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en alianza con ONU Mujeres y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y se desarrollará en el Hotel Crowne Plaza en Santiago. Asistirán líderes empresariales, gobiernos, representantes de empresas y sindicatos y organismos internacionales.

"Esta instancia global contemplará charlas magistrales, paneles, laboratorios de innovación y ruedas de soluciones, a través de los cuales se espera potenciar el conocimiento colectivo a favor del cambio cultural hacia la Igualdad de Género; identificar y compartir prácticas innovadoras para superar las desigualdades entre hombres y mujeres en las organizaciones laborales; aportar experiencias al desarrollo sostenible; y construir nuevas alianzas y abrir nuevos canales de diálogo entre el sector público, el privado, la sociedad civil y los sindicatos, para el logro de este objetivo", dice el comunicado del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género.

Algunas empresas que participarán de este evento son Codelco, Scotiabank, Aguas Andinas, Enap, Enami, Laboratorios Bagó, Grupo CAP, Banco Estado, Essbio, Sodexo y Entel.

La ministra del ramo, Claudia Pascual Grau, destacó que “el desarrollo económico, social e inclusivo solo se logrará con más inclusión de las mujeres en el mundo del trabajo remunerado. Esta inclusión no solo beneficia a las mujeres, sino que al país completo, tal como lo afirma el presidente de la Comisión Nacional de Productividad, Joseph Ramos, que si se aumentara a un 60% la participación laboral femenina, aumentaría en casi un 6% el PIB per cápita, así como una mayor recaudación de impuestos”.

Silvia Rucks, coordinadora residente de las Naciones Unidas y Representante Residente del PNUD en Chile, también destacó que “esta plataforma es una oportunidad de conectar a empresas, gobiernos, academia, sindicatos y sociedad civil para compartir soluciones innovadoras y reducir las brechas que impiden que las mujeres y hombres aporten todo su potencial en el mundo del trabajo”.

Si bien existen avances en cuanto a participación laboral, las mujeres siguen enfrentando diversos obstáculos que impiden su plena incorporación, permanencia y desarrollo en el mundo del trabajo remunerado, e influyen en la interrupción de sus trayectorias laborales, como la brecha salarial, falta de corresponsabilidad en el cuidado de hijos, adultos mayores y personas enfermas, escasas oportunidades para acceder a puestos de dirección y toma de decisiones, entre otras.

Comunidad de países por la Igualdad de Género

A nivel global, Latinoamérica es pionera en el diseño y la ejecución de este tipo de políticas públicas y acciones innovadoras. En 2009, PNUD Panamá creó la Comunidad de Sellos por la Igualdad de Género, conformada por doce países de América Latina y el Caribe,  cuyo objetivo es fortalecer los programas y modelos de certificación, y Chile es parte de ella desde sus inicios.

Desde la conformación de la Comunidad, más de 1.400 empresas se han certificado bajo el cumplimiento de estándares de Igualdad de Género. El PNUD, los gobiernos de América Latina y el Caribe y el sector privado han apoyado el desarrollo de tres Foros -dos regionales y uno global- de Empresas por la Igualdad de Género. El 2012 en México, 2014 en Colombia y 2016 en Panamá.

En Chile, a través del Programa de Buenas Prácticas Laborales y Trabajo Decente para la Equidad de Género -instaurado en el año 2006 durante el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet-  del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, se desarrolló el Modelo Antecedente IGUALA, que entregaba reconocimiento gubernamental a aquellas empresas que instalaran Buenas Prácticas Laborales con Equidad de Género. Desde el 2012 el país cuenta con la Norma chilena NCh3262:2012, “Sistemas de Gestión. Gestión de Igualdad de Género y Conciliación de la Vida laboral, familiar y personal”, que entrega el Sello Iguala-Conciliación, una vez que las organizaciones se certifican.

En nuestro país, actualmente hay cinco empresas certificadas con la Norma NCh 3262:2012, cinco certificadas con el Sello Iguala Conciliación, y diez en proceso de implementación de la Norma.

A considerar

  •  En Chile, las mujeres son más del 50% de la población. Sin embargo, su participación promedio en el mercado laboral apenas alcanza el 48%, muy por debajo del 71% que representan los hombres. (Fuente: INE, 2017).
  • En 2016, los hombres tuvieron un ingreso promedio mensual de $ 601.311 y las mujeres alcanzaron $ 410.486 en el mismo período. Esto evidencia una brecha salarial de 31,7%, la que aumentó por segundo año consecutivo en nuestro país. (Enfoque Estadístico de Género e Ingresos, INE, 2016).
  • En Chile, el 28,9% de las Mipymes tuvo a mujeres en la Gerencia General, mientras que sólo el 12,8% de las grandes empresas tuvo mujeres en el mismo cargo (Fuente: Encuesta Longitudinal de Empresas).
  • En el Índice Global de Brecha de Género (2016) del Foro Económico Mundial, Chile ocupa el lugar 70 de 144 países. Sin embargo, en relación con el subíndice de Participación y Oportunidades Económicas, cae al lugar 119. Este subíndice incluye la medición sobre participación laboral femenina (lugar 92), brechas salariales de género (133) y barreras al ascenso a cargos ejecutivos o de mayor jerarquía (lugar 84).
  • Aun cuando en este último cuarto de siglo se han incorporado 2,4 millones de mujeres al mercado de trabajo chileno, y aumentado sus tasas de participación laboral del 31% en 1990 al 48,3% en el 2016 (ENE, 1990 y 2016), Chile todavía sigue siendo el país con la octava participación femenina más baja en comparación a las 34 naciones que forman parte de la OCDE (OCDE, 2015) y uno de los peor posicionados en materia de brecha salarial y acceso de mujeres a altos cargos.
  • La representación femenina en los gobiernos corporativos de las grandes empresas transadas en bolsa chilena alcanza sólo un 6,9% promedio. Es decir, del universo de 330 plazas de directores titulares, 24 son ocupadas por mujeres y ninguna de ellas preside las empresas. (“Ranking Mujeres en la Alta Dirección”, 2016, Comunidad Mujer).
  • Asimismo, de los 394 cargos de gerentes de primera línea de estas compañías, sólo 42 son ocupados por mujeres, lo que equivale a un 10,6% promedio. El 36,6% de las firmas, en tanto, no tiene mujeres en sus puestos gerenciales. (“Ranking Mujeres en la Alta Dirección, empresas IPSA”, 2016, Comunidad Mujer).
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo