Estos son los principales defensores de las armas en EEUU: La Asociación Nacional del Rifle

Tienen cinco millones de miembros, 146 años de historia y a medio Congreso en el bolsillo. ¿Por qué son tan poderosos?

Por Agencias

Fundada en 1871 y con sede en Fairfax (Virginia), el máximo objetivo de la NRA es la defensa de la segunda enmienda a la Constitución de EE UU, en la que se establece el derecho de los ciudadanos a poseer y portar armas.
Desde los 70 hasta hoy la organización entiende que cualquier medida para limitar las armas abre la puerta a la prohibición total, así que se opone hasta a las más razonables: prohibir las ametralladoras militares, o a la denuncia obligatoria de robos de armas o destrucción de aquellas incautadas por la policía.

-Por qué es tan poderosa-

¿Cómo ha logrado la industria armamentística evitar una regulación más significativa, especialmente teniendo en cuenta el  enojo del público  y los llamados a una legislación que sigue a terribles masacres como la de Las Vegas?

Dada su dependencia histórica de los contribuyentes estadounidenses, uno podría pensar que los fabricantes de armas pequeñas se habrían visto obligados a hacer concesiones significativas en esos momentos. Pero eso rara vez ocurre, gracias en gran parte a la Asociación Nacional del Rifle, un socio de la industria complicado pero valioso.

Antes de la década de 1930, las regulaciones significativas de armas de fuego provenían de los gobiernos estatales y locales. Hubo poca regulación federal significativa hasta 1934, cuando el Congreso, estimulado por la sangrienta "era de la pistola Tommy", debatió la Ley Nacional de Armas de Fuego.

La NRA, fundada en 1871 como una organización centrada en la caza y la puntería, reunió a sus miembros  para derrotar  al componente más importante de esa ley: un impuesto destinado a hacer mucho más difícil comprar pistolas. Nuevamente en 1968, la NRA aseguró que la Ley de control de armas de Lyndon Johnson no incluiría los requisitos de licencia y registro.

nra AP

La cuestión no es solo de dinero para el financiamiento de las campañas, cuando se habla de la importancia y el poder político de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), una organización tiene cientos de miles de activistas en cada estado, casi 5 millones de miembros y el respaldo de una industria que genera más de $11.700 millones anuales. Por su parte, las organizaciones a favor del control de las armas no cuentan con el dinero ni una maquinaria política similar.

Su gran arma es la influencia. El verdadero poder de la NRA no tiene tanto que ver con el dinero que gasta como lobby como con su ascendente en la parte conservadora de la sociedad. Entre los republicanos, se decantan por los más proarmas y señalan al que ven ambiguo. Entre los legisladores más beneficiados por donaciones y otros gastos se encuentran los senadores John McCain (más de siete millones en su carrera) y Marco Rubio (tres millones).

Más recientemente, el lobby de las armas ha tenido éxito promoviendo una ilusión ingeniosa . Enmarcó al gobierno como el enemigo del negocio de las armas en lugar de su patrón histórico indispensable, convenciendo a millones de consumidores estadounidenses de que el estado puede en cualquier momento impedirles comprar armas o incluso tratar de confiscarlas.

Esto ayuda a explicar por qué el precio de las acciones de los fabricantes de armas tan a menudo salta después de tiroteos masivos. Los inversores saben que tienen poco que temer de la nueva regulación y esperan que las ventas aumenten de todos modos.

nra AP

-“Lo único que detiene a un tipo malo con un arma es un tipo bueno con un arma”-

Además  tratar de imponer un sistema de dominación cultural  que se fundamenta en el miedo y la paranoia. Para ello toma como punto de partida el mito estadounidense de que uno debe defenderse por sí mismo y que el gobierno es una amenaza a la libertad individual. Dicho mito ha servido para la realización de excelentes películas —y en especial westerns— y para la creación de toda una mitología light —adaptada a la sociedad del espectáculo estadounidense— con la creación de héroes y superhéroes, desde Superman en adelante. Y también ha sido utilizado como de amparo por políticos y empresarios corruptos.

-Personajes históricos-

Alrededor del año 2000, la NRA se asoció inevitablemente a la figura del actor Charlton Heston, presidente de la organización entre 1998 y 2003, aunque siempre ha contado con destacadas figuras que han mostrado públicamente su apoyo como el también actor Chuck Norris o el cantante de rock Ted Nugent. A diferencia de lo que se tiende a pensar, el éxito de la NRA durante las últimas décadas no se ha sustentado exclusivamente en su gran influencia sobre el Partido Republicano, sino que los activistas proarmas siempre han tratado de atraer a miembros de los dos grandes partidos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo