Los enigmáticos rayados que aparecen de forma misteriosa en un edificio en pleno centro de Santiago

Se trata de mensajes que se encuentran los vecinos de Quito 73 en las paredes de las áreas comunes. Nadie entiende los mensajes.

Por Jaime Liencura

El edificio está ubicado en Quito 73 y corresponde a una construcción antigua de Santiago Centro. Sus paredes gruesas, sus escaleras antiguas y su falta de ascensor hablan de un inmueble que estaba ahí desde antes de la llegada de empresas que construyen todos los departamentos iguales.

No tiene conserjería ni tampoco junta de vecinos: la mitad de las puertas que hay en los cuatro pisos dan la bienvenida a oficinas y son pocos los que usan tales propiedades como casa.

Es este último grupo el que ha reportado a Publimetro un extraño suceso que ocurre casi cada semana: la aparición de enigmáticos mensajes que nadie entiende cuándo aparecen ni por qué.

El origen

Mensajes enigmáticos que aparecen en edificio de Santiago Centro Gentileza

"Los mensajes son súper crípticos. Se nota que no es un maleante, es una persona que se demora en hacer los mensajes. Pero son muy poco entendibles", dice uno de los vecinos del edificio, que prefiere ocultar su identidad.

Explica que todo comenzó desde hace dos meses aproximadamente, cuando los trabajadores de las oficinas y aquellos que son vecinos del lugar encontraron un líquido en varias plantas. Al principio pensaron que era agua, pero no. "Era orina", describe la fuente.

Al principio pensaron que podría ser alguien de afuera. Por lo mismo se aseguraron de que cada quien que saliera cerrara la puerta para evitar que personas ajenas al edificio ingresaran. Pero ahí el caso dio un enigmático giro.

Sospechan de un vecino

"Estaba llegando de un carrete como las cinco de la mañana y apareció el primer rayado", informa el vecino. El mensaje que leyó decía lo siguiente: “El chancho del Feñita no es capaz de ganar sin coimas y sin ayudita por debajo. Lo sabrá todo Chile.cl”. Todo sería más fácil de resolver si es que hubiera un vecino con ese nombre o apodo. Pero no es el caso.

"Intenté ver las cartas para ver si los mensajes iban dirigidos a alguien, pero no, no hay nadie", relata la fuente. Lo que sí sabe es que al cabo de unos días pintaron la pared de blanco pero bastó que cayera la noche para que apareciera un nuevo rayado. Ahí tuvo la certeza que se trata de alguien de la misma comunidad.

"Creo que es un vecino, que tiene actitudes muy extrañas, como de enfermos. Sé que lo echaron de la universidad, tiene una energía muy rara. Sinceramente, pienso que es parte de un cuadro psicótico", narra el afectado. Aclara que con fotos en mano se acercó a Carabineros, pero salió decepcionado de la Comisaría. "Me pidieron que lo grabara".

Piden ayuda

El mes pasado transcurrió con un mismo patrón: pintaban la pared de blanco y volvía aparecer un nuevo mensaje, de una noche a otra. Por lo mismo, un vecino del piso dos instaló una cámara y grabó una silueta que parece ser de un vecino de esa misma planta. No obstante, por la luz de las imágenes, no se aprecia bien del todo.

El tema está en que, al tener las imágenes, lo encararon pero el presunto autor de los  rayados lo negó todo. "Él dice que la persona que aparece en el video es ‘alguien parecido a él’”.

Por lo mismo, pide ayuda para frenar esta situación, porque no sabe cómo hacerlo para evitar un desenlace más problemático con ese vecino. Y el llamado también lo extiende una visitante frecuente de este edificio, que se identifica con el apellido Soto.

"Lo más dramático es que uno no sabe si la persona va a estar rayando la pared cuando uno llega. Es dramático no saber cómo va a reaccionar esa persona al encontrarte a ti", sentencia con miedo en su tono de voz.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo