Que el Paseo Bandera quede peatonal para siempre: los pro y contra de la lucha que inició el alcalde de Santiago

La zona intervenida está en calidad de peatonal hasta agosto de este año. Felipe Alessandri quiere quede así para siempre. Arquitectos analizan qué tan conveniente es este plan.

Por Jaime Liencura

La intervención en el Paseo Bandera le dio más color a Santiago gracias a sus adornos colgantes, plataformas que se ven en 3D y mobiliario repartido en varias esquinas del lugar. No obstante, su vida tiene los días contados. Ello pues en agosto podría perder la calidad de "peatonal" si es que se decide volver a habilitar el tránsito vehicular.

Así al menos lo informó a Publimetro el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri (RN) quien ya anunció que insistirá en su continuidad como paseo peatonal.

"Cuando tú vienes al centro en auto ya no consideras la calle Bandera porque ya nos acostumbramos a que está así", sostiene. Para reforzar su tesis, recuerda que estuvo cuatro años cerrada a causa de trabajos del Metro. "Bajo esa lógica, lo que queremos es conseguir una autorización para que Bandera siga peatonal", arremete Alessandri.

El permiso para que ello ocurra debe ser entregado por el Seremi de Transportes. Por eso confiesa que ya ha mantenido conversaciones con Matías Salazar, hoy en ese puesto. No obstante, deberá esperar al cambio de Gobierno para poder asegurarse de que su idea se concrete. "Estoy convencido que nos va a ir bien porque el impacto que ha tenido esta medida de urbanismo táctico que se ha intentado copiar en varios partes", aclara la autoridad.

Contra

Pese a que los peatones son los más contentos con esta iniciativa, el presidente del Colegio de Arquitectos de Chile, Alberto Texido, hace un llamado a pensarlo bien antes de tomar una decisión.

"No siempre esta es una cuestión de gustos. El caso es que si a través del bus que pasaba por Bandera se movía una cantidad enorme de pasajeros al día, la pregunta que debemos hacernos, ¿eso es reemplazable con la Línea 3 del Metro? Hay que recordar que este paso bajo nivel de la Alameda es uno de los pocos que hay, quizás el único que conecta la zona cívica la parte sur con la norte, por lo tanto también tiene validez defender la posibilidad defender que este eje siga siendo uno dedicado al transporte público", reflexiona el también profesor de arquitectura de la Universidad de Chile.

En ese sentido agrega que sería bueno que las autoridades de Transportes realicen una proyección respecto a cuántos pasajeros se dejan de transportar por ese eje antes de decidir.

Pro

Por otra parte, el arquitecto Juan Pablo Blanco pone sobre la mesa ítems como el incremento de la seguridad y del comercio.

"Si se mantiene así, podría llegar a ser un lugar más seguro porque van a haber más ojos en la calle. Ahí sería bueno que hubiera carabineros con un punto fijo", afirma Blanco

También rescata la condición de "hito turístico" en la que se puede convertir el Paseo. "Santiago no tiene tantas postales como otras ciudades. Está el cerro San Cristóbal, su virgen o el Costanera Center. Con este paseo podría generarse otra imagen turística, de una ciudad cosmopolita y abierta a los turistas".

Más estudios

Aún así, concuerda con Texido en términos de un estudio más profundo del tema.

"Hay que ver si existe un plan maestro de transformación integral respecto a cómo se está construyendo la ciudad. Hacerla más amigable al peatón no requiere de un caso aislado, requiere de proyectos generales, a largo plazo", puntualiza Blanco.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo