El pacto entre hooligans rusos y barristas argentinos que tiene en alerta a los organizadores de Rusia 2018

Las reuniones bilaterales entre barristas en Buenos Aires podrían tener una doble intención de cara a Rusia 2018.

Por Felipe Betancour

Marsella, Francia. Durante la Eurocopa del 2016, grupos de hooligans rusos persiguen de manera frenética hinchas ingleses por las calles de la ciudad gala. Las grabaciones de las peleas se viralizan a través de YouTube y son los hinchas de la selección de Rusia quienes comparten los registros audiovisuales, todo como un gran trofeo de su paso por el torneo continental.

Antes los graves incidentes la prensa comenzó a preguntarse ¿qué pasará cuándo hinchas de todo el mundo lleguen a Rusia durante el mundial del 2018?
Las predicciones sobre una escalada de violencia en torno a la competencia futbolística puede que se hagan realidad. Esto tras la información de que una delegación de hinchas del Zenit y del Dinamo de Moscú visitó Argentina para mantener reuniones de “coordinación” con barristas trasandinos de cara a la próxima cita planetaria.

Los hooligans se alojaron en un céntrico hotel de la ciudad de Buenos Aires y tuvieron como anfitriones a un selecto grupo de miembros de “La Doce”, la barra brava de Boca Juniors. Todo fue encabezado por Rafa Di Zeo, histórico hincha del club y que ya ha debido enfrentar diversas acusaciones por violencia en su contra, incluso ya tuvo que cumplir una condena en la cárcel.

El pacto contra los ingleses 

Durante su estadía en la capital argentina, los rusos iniciaron su gira en Mataderos junto a la hinchada de Nueva Chicago con quienes compartieron la galería. Al día siguiente, llegaron hasta Liniers para compartir la popular con los barras de Velez Sarfield, finalmente cerraron su tour en La Bombonera junto a "La Doce" en un partido frente a Temperley, según informo Infobae.

Las reuniones bilaterales entre barristas podrían tener una doble intención de cara a Rusia 2018. La primera, es ofrecer alojamiento y movilización a las facciones argentinas, mientras que la segunda sería pactar una alianza entre ambos países para combatir contra los hinchas ingleses.

Rusia AP

Este posible pacto tiene en alerta a los organizadores del mundial que esperan evitar imágenes como las que se vieron la semana pasada en Bilbao, España, En la ciudad vasca se montó una batalla campal entre los seguidores del Spartak de Moscú y el Athletic de Bilbao que terminó con decenas de detenidos y un policía muerto.

Hooligans de ultra derecha

La facciones más violentas de los clubes rusos han logrado obtener la fama de "duros" durante los últimos años. La violencia con la que arremeten en cada ciudad que visitan por Champions o la liga de Europa es similar a una secuencia de barbaros queriendo saquear una localidad.

"Gladitor Firm 96", es el nombre de los ultras del Spartak de Moscú y se enfilan como unos de los más violentos de Rusia. Las tendencias políticas de estos grupo son de ultraderecha, reivindicando el movimiento neonazi con camisetas, tatuajes y banderas que pasean de manera impune por los estadios de Europa. Ademas, la mayoría de los integrantes tiene conocimientos en artes marciales.

Para poner a prueba sus conocimientos en peleas, los hooligans organizan enfrentamientos en bosques o campo para darse puñetazos hasta que un bando deje a todos sus oponentes knock out, probablemente después vayan todos en conjunto a tomar una cerveza a un bar.

La preocupación ya está instalada y varios países han anunciado que enviaran una lista a la Fifa con los hinchas que tengan antecedentes de violencia para que no puedan ingresar a los estadios del mundial.

 

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo