Oídos sordos a la paz: médicos denuncian ataque con gas cloro en Siria mientras continúan los bombardeos

A pesar de la resolución de la Organización de Naciones Unidas, reclamando un alto el fuego de 30 días en toda Siria, la cifra de muertos continúa aumentando

Por Agencias

La situación en Siria no da tregua, médicos locales denunciaron que un ataque con cloro mató de asfixia a un niño y dejó a otras 18 personas "perjudicadas" por el ataque en el distrito de Guta Oriental el domingo en la tarde, de acuerdo con El Mundo.

Los profesionales señalan que "el domingo 25 de febrero, algunos casos fueron atendidos en las instalaciones médicas del barrio de Shaifuniya, Guta Este, a las 6:30 pm, con síntomas de disnea, irritación intensiva de las membranas mucosas, irritación de los ojos y mareos; estos casos son consistentes con una exposición a gas cloro tóxico".

"Al menos 18 víctimas fueron tratadas con sesiones de oxígeno nebulizado. Un niño murió y un bebé de cuatro meses permanece bajo ventilación", explicaron en el comunicado de acuerdo con el medio.

Se acusa a las fuerzas leales al gobierno de Bashar Asad de ser las responsables del ataque presuntamente con gas cloro. Desde principios de año se han reportaron varios presuntos ataques con este químico en Siria, incluyendo uno a inicios de febrero sobre una localidad controlada por los rebeldes donde varios residentes tuvieron que ser atendidos por problemas respiratorios.

Bombardeos

Diez personas murieron en nuevos bombardeos sobre suburbios al este de Damasco controlados por rebeldes, según dijeron el lunes un grupo sirio de monitoreo y paramédicos, a pesar de una resolución de Naciones Unidas reclamando un cese el fuego.

Imágenes emitidas en vivo por la televisora estatal siria mostraron ataques aéreos y de artillería contra el vecindario de Harasta.

Nueve personas murieron en un ataque aéreo poco después de la medianoche en el suburbio de Douma y otra falleció en Harasta el lunes por la mañana, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, y el grupo opositor Defensa Civil Siria, también conocido como Cascos Blancos.

Las nuevas muertes elevan a 24 las víctimas mortales en dos días en el este de Ghouta, al borde de Damasco, a pesar de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó el sábado por unanimidad una resolución reclamando un alto el fuego de 30 días en toda Siria. El domingo murieron 14 personas en la zona.

Tras los últimos ataques se eleva el número de muertos de una semana de bombardeos en la zona a casi 500, incluyendo decenas de mujeres y niños, reportaron activistas de la oposición siria.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo