¡Se nos viene marzo!

Por Sergio Tricio

Gerente general de ruvix

 

Muchos siguen de vacaciones y seré aguafiestas, preparándolos para que así puedan enfrentar de la mejor manera posible los gastos de marzo. El tercer mes del año es de los más difíciles desde el punto de vista financiero, ya que se acumulan diferentes gastos, como la vuelta al colegio, las contribuciones y el permiso de circulación, lo que podría tener consecuencias desagradables para el bolsillo.
Si tienes hijos, debes estar preparado para pagar matrícula y mensualidad, pero, además, se debe comprar el uniforme y la interminable lista de útiles escolares. Según la Cámara de Comercio de Santiago, el presupuesto con el que debemos contar para afrontar estos ítems es de $130.000 adicional por niño aproximadamente.
Si también tienes un auto, debes contemplar el pago del permiso de circulación, el que muchas veces viene con sorpresas, ya que si tienes multas de tránsito impagas no lo podrás obtener hasta que estén todas canceladas. Otro requisito fundamental para obtenerlo es la temida revisión técnica, la que muchas veces nos rechazan por detalles mínimos, pero en algunos casos debemos realizar reparaciones mayores para poder obtenerla. Y, como si esto fuera poco, el seguro obligatorio es el último requisito que debemos tener. Ah, y no olvidemos que si tenemos un auto con menos de tres años de antigüedad el costo del permiso de circulación puede ser importante.
Ahora, ¿cómo pagamos todo esto? Si contamos con ahorros, este es un buen momento para usar parte de ellos, pero si no contamos con ese colchoncito salvador, debemos evaluar las distintas alternativas de financiamiento que nos ofrece el mercado. Si vamos a recurrir a las tarjetas de crédito, idealmente aprovechar las tres o seis cuotas sin interés, que es muy común que los bancos en esta época tengan este tipo de promociones. En ese caso, habitualmente tienen mejores condiciones las tarjetas bancarias versus las casas comerciales.
Otra alternativa es un crédito de consumo, si las tarjetas de crédito no tienen el cupo suficiente o nuestra cuota mensual se eleva demasiado y no podremos pagarla, busquemos la alternativa y coticemos un crédito de consumo con cuotas no más allá de un año, ya que si no, aún seguiremos pagando el crédito anterior cuando nos volvamos a enfrentar nuevamente a los gastos de marzo. Lo que, sí o sí, debemos evitar son los avances en efectivo, ya que este tipo de financiamiento generalmente es el más caro, debido a la tasa de interés que se aplica.
Finalmente, un consejo general, recuerden que no debemos destinar más del 25% de nuestro sueldo al pago de créditos de consumo y nunca endeudarnos en más de siete veces del ingreso mensual.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo