Mantener el ánimo "arriba" es determinante en el retorno al trabajo

Cuando una persona trabaja motivada, se muestra energética, da soluciones creativas a los problemas, asume la crítica de modo constructivo, piensa rápida e intensamente.

Por Publimetro

Las vacaciones son un momento para renovar energías, pero volver a trabajar siempre impone el desafío de motivarse laboralmente y mantener ese espíritu el resto del año.

“Muchas personas comienzan su año laboral entusiasmadas, porque regresan descansadas de las vacaciones. Lo importante es mantener ese ánimo todo el año, porque impactará en su desempeño y en alcanzar objetivos”, explica Denisse Dorat, psicóloga laboral de la empresa de recursos humanos GrupoExpro.

Mujer desmotivada GENTILEZA

¿Para qué trabajo?

Para comenzar el año laboral motivados y mantener esta actitud, la experta aconseja:

Identificar para qué se trabaja: puede ser un objetivo laboral o personal, porque definir una meta moviliza a la persona a realizar las tareas diarias.

“Si tienes claro tu objetivo –comprar una casa, viajar, tener personas a cargo en la empresa, alcanzar determinadas ventas al mes-, la motivación será constante, porque sabes para dónde quieres ir. La meta funciona como una guía”, explica.

Dorat advierte la importancia de definir metas realistas y alcanzables. “Muchos quieren ser gerente de una empresa, y si no lo logran, se frustran. Metas muy ambiciosas, pueden tener el efecto contrario y generar desmotivación. Es importante ponerse objetivos concretos de mediano plazo, y en los objetivos que son de largo plazo hay que saber que será necesario cumplir etapas”, asegura.

Sentido: la motivación se presenta de modo natural entre quienes trabajan en su vocación. Pero entre quienes no trabajan en lo que creen su vocación, conocer el contexto del trabajo ayudará a darle sentido y aprecio.

Esto implica informarse sobre la empresa, saber a fondo el producto o servicio que se entrega al mercado, comunicarse con las personas del equipo, y comprender cómo la labor personal encaja en el engranaje total.

Respiro: al enfrentar alta carga laboral, darse momentos de pausa que permitan distraer la mente. “Cuando trabajas con presión, habitualmente no piensas bien y lo haces por inercia. Las personas estresadas son concretas y menos creativas. En cambio, hacer una pausa, mirar una foto o un paisaje, saca de foco laboral, despeja y permite hacer un recambio mental para dar un nuevo ímpetu para trabajar”, explica.

HOMBRE DESMOTIVADO GENTILEZA

Jefe: atreverse a ser evaluado también puede ser motivador. Muchas personas no preguntan al jefe su opinión del trabajo realizado por temor a la crítica. Dorat aconseja pedir al jefe una retroalimentación para que informe qué está bien y corregir lo que está mal, lo que ayudará a motivarse.

Solución: finalmente, tener una actitud positiva es clave para mantener la motivación laboral durante el año. Ante un problema, buscar la solución y ver cómo mejorar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo