Nanotecnología impulsará desarrollo económico de Chile en el SXXI

El profesor y Ph.D William Gacitúa de la Universidad de Bío Bío comparte con Publimetro las tendencias de esta rama del conocimiento en los procesos del desarrollo económico chileno.

Por Fernando Peñalver

Parece ciencia ficción o cosa de un futuro muy lejano, pero no lo es y lo cierto es que los avances de la nanobiotecnología o la bionanotecnología marcarán la diferencia entre los países en vías de desarrollo y los que como Chile, desean siempre ir a la vanguardia.

¿Cómo puede influir esta vertiente de las ciencias aplicadas a la economía de este país? William Gacitúa E., Ph.D y Director del Depto de Ingeniería en Maderas y Director Centro de Biomateriales y Nanotecnología de la UBB comparte su mirada sobre este particular con Publimetro.

¿Qué momento está viviendo la nanotecnología hoy, sobre todo en Chile?

La nanotecnología ha tenido un avance tremendo en Chile, con muchas universidades que ya tienen líneas consolidadas en diversos ámbitos, que incluye nanomateriales, nanoprocesos Y nanomanufactura los científicos nacionales está trabajando en la búsqueda de nuevas aplicaciones de la nanotecnología.

Pero eso un poco abstracto. ¿Tiene aplicaciones en la vida real?

La nanotecnología está en pleno desarrollo, con un fuerte impulso a  nivel mundial desde hace ya unos 15 años, lo que nos instala una curva de crecimiento que se proyecta al 2050 en términos de maduración de la tecnología, que consiste en manipular a muy pequeña escala la materia, fabricar nuevos materiales de dimensiones nanométricas, donde las propiedades y resultados en términos de cómo se comportan los estos materiales y por lo tanto, los productos resultantes, son muy distintas a los hoy conocidos materiales fabricados con elementos de dimensiones micrométricas.

William Gacitúa GENTILEZA UBB

Cuando se trabaja con material  particulado muy fino como sucede a nivel nano, el área superficial de los materiales aumenta enormemente, condición que altera la física, química y mecánica de los materiales y por lo tanto la performance final en los productos aplicados.

 ¿Cuáles son las tendencias sobre la materia en el mundo?

Las tendencias están centradas en la búsqueda de aplicaciones de la nanotecnología, porque se ha demostrado a nivel experimental que las ventajas son tremendas al trabajar con materiales a nano escala. La nanotecnología tiene mucho camino por recorrer todavía. Actualmente, son pocas la aplicaciones existentes, donde destacan, por ejemplo, algunos productos cosméticos que tienen inclusiones de dimensiones nanométricas.

En nuestros laboratorios, en la universidad del bio-bio, Estamos fabricando nanocelulosa, que esperamos  en los próximos años sea transferida al mercado y empiecen a aparecer productos en base a este material fenomenal. la nanocelulosa es una fibra de tamaños nanométricos.

En esta etapa estamos en Chile, en desarrollar todos los conocimientos empíricos para que los próximos años empiecen a aparecen las aplicaciones y productos con nanotecnología.

INVESTIGADORES GENTILEZA UBB

¿En el área de la salud, ¿cuáles son los pasos dados en la materia en el mundo? cómo estamos en Chile al respecto?

En medicina se pueden desarrollar parches que actúan más eficazmente sobre la curación de las heridas, parches que tienen nanotecnología.

 ¿La nano ha tenido el desarrollo que se esperaba?

Sí, y se espera mucho más de ella, recordemos que aún faltan algunos años para que esta tecnología madure y genere los impactos mundiales que se proyecta, pero eso va a suceder en la medida que como país se invierta pronto y más en buscar estas aplicaciones. Tenemos muchos investigadores y profesionales  que tienen los talentos y las capacidades para poder abordar este tema.

Abordar problemas con el enfoque de la  nanotecnología (enfoque bottom-up) demanda tecnologías que permitan ver y medir que efectivamente se está usando materiales pequeños, y esas tecnologías son carísimas, las tienen sólo los países desarrollados y algunas Universidades en Chile que han hecho el esfuerzo de implementar estos laboratorios avanzados. Situación similar se enfrenta cuando queremos escalar al prototipo y validación de las soluciones nanotecnológicas probadas en el laboratorio. A nivel local, tenemos importantes recursos, renovables y no renovables, que pueden ser valorizados altamente si se orienta su uso a aplicaciones que incorporen nanotecnologías, dado por hecho que contamos con excelente capital humano base para estas iniciativas.

 ¿Por qué cree que no se sepa tanto sobre nano en el país?

Es anecdótico que desde un tiempo a esta parte hemos visto algunas películas de ciencia ficción se menciona el término “nanotecnología”, la realidad es que hoy esta tecnología no es ficción. Sin embargo, es necesario que difundamos nuestros avances con mayor fuerza  de tal manera que  las empresas interesadas en estas nuevas aplicaciones, lo incorporen dentro de su agenda de desarrollo y lo exploten comercialmente.

A nivel nacional tenemos un buen desarrollo científico, pero en la línea de las aplicaciones se necesita pegar un salto y en esto es fundamental la inclusión de las empresas, grandes, pequeñas y medianas, que quieran tomar estos nuevos productos con alta tecnología y transformarlos en valor.

 En Chile, ¿en qué áreas se ha avanzado más y por qué?

En el área minera tenemos empresas que fabrican nanopartículas de metálicas, donde destaca  Nanotec Chile, que es una empresa que ha logrado decenas de nuevas aplicaciones exportables con nanotecnología.

¿Qué labor hacen en la universidad sobre el tema, en qué áreas y cómo está posicionada la nanotecnología en Concepción?

En nuestra región del Bio-Bio tenemos un avance destacable, la universidad del Biobío dispone de laboratorios avanzados para la caracterización de nanomateriales y fabricación de prototipos en base a nanofibras de celulosa, capacidades  destacables a nivel nacional. Se está fabricando nanocelulosas a partir de materiales lignocelulosicos como la celulosa exportable y también en base a otras especies que no tienen mucho valor comercial como la quila, especie que se asocia a la alimentación de ratón de cola larga, transmisor del virus hanta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo