Washington prohíbe el cultivo de salmones en jaulas

La presencia de estas granjas salmoneras deberán desaparecer de aquí a 2025.

Por Publimetro

El Senado de Washington aprobó en febrero un proyecto de ley para eliminar gradualmente el cultivo de salmones en balsas-jaula en aguas de ese Estado, y finalizar la presencia de estas granjas salmoneras en 2025, cuando caduquen todos los permisos legales de crianza industrial de esta especie en esa zona del Pacífico estadounidense.

El proyecto de Ley del Senado 6086, fue aprobado por 35 votos a favor y 12 en contra, siendo enviado a la Cámara de Representantes, donde también obtuvo su visto bueno.

El gobernador Jay Inslee calificó a los centros salmonicultores como “un riesgo que es intolerable” y culpó a la transnacional Cooke Aquaculture -una de las mayores a nivel global- por la “marcada falta de responsabilidad”, lo que llevó al escape masivo de 305.000 de estos peces en uno de sus cuatro centros ubicados en Cypress Island en agosto de 2017.

Este centro de cultivo de salmón Atlántico (Salmo salar) se ubica entre Anacortes, en el condado de Skagit, Washington, y las islas de San Juan, situadas en el estrecho de Georgia, Estado de Washington.

Según AQUA, el vicepresidente de Relaciones Públicas de Cooke Aquaculture, Joel Richardson, señaló que “muchas personas en Washington están muy decepcionadas de que el Senado y ahora la Cámara hayan aprobado una prohibición efectiva de las operaciones de un sector de la industria acuícola-pesquera que genera orgullo en el estado y que opera desde hace casi 40 años en Puget Sound”. A lo que añadió “los legisladores de Washington deben defender a los cientos de familias de acuicultores marinos rurales que dependen de esta industria para su sustento”.

Cooke Aquaculture: “Un lamentable accidente”

Richardson reconoció que les sorprendió el “lamentable accidente” que ocurrió en Cypress Island poco más de un año después de que compraran los centros. “Desde ese incidente, la compañía buscó trabajar con todas las partes interesadas, incluidos los funcionarios estatales y locales, para abordar sus inquietudes y demostrar que Cooke es un buen ciudadano corporativo interesado en corregir todos los problemas que resultaron en el escape de peces de agosto”.

Por su parte, la asociación Ecocéanos, destacó la resolución del Congreso estadounidense y llamó a "unir fuerzas entre las organizaciones ciudadanas y movimiento sociales chilenos, con las organizaciones ambientales y de consumidores de Estados Unidos y América Latina para detener la destructiva y abusiva expansión e impactos sanitarios, ambientales y sociales de los mega monocultivos de salmónidos de exportación en las áreas cordilleranas y costeras de los pueblos originarios y en la Patagonia chilena".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo