"¿Reunión de negocios?": Cita con Peña Nieto podría traer más problemas a Kushner

Comenzó como un intocable de la Casa Blanca, pero la fortuna del yerno de Trump ha sufrido un profundo vuelco en los últimos meses

Por Francisca Herrera

El yerno de Trump y a la vez uno de sus principales asesores, Jared Kushner, se reunió el miércoles por dos horas con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, en una cita que se aleja de la política que ha llevado el magnate desde el inicio de su campaña.

Tras la reunión, la cancillería mexicana emitió un comunicado en el que informó que la reedición de una cita fallida entre Trump y Peña Nieto “dependerá del nivel de progreso alcanzado en los acuerdos”.

Sin embargo, al parecer Estados Unidos no mira con buenos ojos esta cercanía entre Kushner y el presidente mexicano, a pesar que las relaciones entre EEUU y México sean parte de sus labores en la Casa Blanca.

El malestar llega debido a los rumores que aseguran que la situación de la empresa de su familia, la Kushner Co., no sea sólida, a pesar que lo hayan desmentido.

Hay quienes dicen que la firma busca afanosamente inversionistas en naciones con las que Kushner ha tenido que lidiar en su condición de funcionario del gobierno y que los interrogantes en torno a potenciales conflictos de interés podrían haber frustrado algunas iniciativas.

Además, el hecho de que el yerno de Trump no haya invitado a la embajadora de EEUU en México, Roberta Jacobson, a la cita con el mandatario, ni a la que tuvo con el Ministro de Relaciones Exteriores de ese país, lo que acrecienta los rumores y sospechas.

Degradado

En su primer año en Washington fue un intocable, con mucho poder en la Casa Blanca, que veía partir a sus rivales y tenía un acceso sin igual al presidente. Pero la fortuna de Jared Kushner ha sufrido un profundo vuelco, sus atribuciones han mermado, sus enemigos ganaron terreno y su futuro parece incierto.

Kushner, que supo ser el segundo hombre más poderoso del Ala Occidental de la Casa Blanca, está asediado por todos lados. El yerno del presidente Donald Trump perdió influyentes aliados. Sigue siendo investigado en relación con los contactos de la campaña de Trump con Rusia y sus negocios están también siendo analizados detenidamente. Se le quitó además acceso a información confidencial, lo que plantea interrogantes en torno a lo efectivo que puede ser en sus funciones, que incluyen la búsqueda de un acuerdo de paz para el Medio Oriente.

El principal sostén de Kushner, el propio presidente, parece estar preguntándose si su hija y su yerno deben seguir en la Casa Blanca.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo