El partido de las FARC fracasa en su primera cita en las urnas en Colombia

Colombia ha celebrado por primera vez sus elecciones legislativas en paz, unos comicios en los que se ha estrenado con un rotundo fracaso la guerrilla de las FARC, reconvertida en partido político como Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. Apenas ha logrado 51.000 votos en el Senado y poco más 30.000 en la Cámara, pero tienen cinco diputados y cinco senadores garantizados por los Acuerdos de Paz.

Por Agencias

Los votantes en Colombia se volvieron el domingo hacia los partidos conservadores críticos con el acuerdo alcanzado entre el gobierno y la principal guerrilla izquierdista, y  castigaron al partido del presidente actual en las elecciones legislativas, planteando dudas sobre el futuro del acuerdo.

Los comicios estaban considerados como un indicador para las disputas de las elecciones presidenciales de mayo.

Por primera vez integrantes de la ex Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) participaron en las elecciones posteriores al despido de las armas como parte de un acuerdo de paz de 2016 puso fin a un conflicto armado interno de más de medio siglo .

Debut  marginal

Timochenko AP

Como se esperaba, la agenda radical de las FARC fue categóricamente rechazada y sus candidatos obtuvieron menos del 0,5% de la votación total. Esto significa que puede estar solo en las 10 bancas que garantizan el acuerdo de paz.

El ex grupo guerrillero está "en una situación difícil", declaró León Valencia, ex combatiente que ahora dirige la Fundación Paz y Reconciliación, un grupo de estudios. "Una larga guerra dejó muchos odios, muchos rencores sobre las FARC".

El nuevo partido de izquierda fracasó en el intento de aumentar su representación tras una accidentada campaña en la que incluso tuvo que suspender actos de plaza pública por intentos de agresión a sus candidatos.

El presidente del Congreso Efraín Cepeda aseguró en Radio Caracol que la decisión de la Farc de apartarse de la contienda presidencial es acertada ya que el país demostró que no está dispuesto a verlos en plaza pública impulsando a Rodrigo Londoño.

Creo que el retiro no es solo por la salud de Timochenko sino que marcan casi cero en las encuestas y eso es grave. Creo que fue una excusa para desmontarse de la candidatura porque de lo contrario harían un gran ridículo allí porque no tendrían votos”.

 

Bancada fuerte

Uribe AP

En contraste, muchos detractores del acuerdo ganaron bancas, y el partido Centro Democrático encabezado por el ex presidente Álvaro Uribe se encaminaba a convertirse en el bloque más grande en el Senado.

El candidato presidencial elegido por Uribe, el senador Iván Duque, ganó unas pocas primarias entre tres candidatos conservadores en las que participaron más de 5,8 millones de electores. Los votos obtenidos por Duque en este proceso interno rebasan los captados por cualquiera de los principales aportes en la primera ronda de los comicios presidenciales de 2014.

La coalición de Santos, que apoyó el acuerdo de paz, tropezó en las elecciones del domingo. Su partido Acuerdo de Unidad Nacional, el mayor movimiento político en el Congreso saliente, último quinto en la votación.

Es probable que los resultados se deriven en un esfuerzo de último momento por los candidatos para el formulario de coalición con el objetivo de ser más rápido que lo que se puede ganar.

Dos candidatos que se encuentran bajo presión para unir fuerzas son Humberto de la Calle, el ex negociador de paz del gobierno, y el exgobernador del departamento de Antioquia, Sergio Fajardo. Ambos candidatos se han comprometido a dar continuidad al acuerdo de paz.

La Alianza Verde, uno de los partidos que apoyan a Fajardo, duplicó los votos recibidos en comparación con los anteriores comicios legislativos, aunque de todas las formas terminó sexta.

Otro candidato que apoya el acuerdo de paz es Gustavo Petro, el exalcalde izquierdista de Bogotá, que ha prometido subir los impuestos a los ricos y sacar el poder al sector tradicional del país. El domingo ganó unas elecciones primarias de la izquierda con 2,8 millones de votos. La cifra es 1,2 millones de sufragios menor al total obtenido por Duque, pero de todas las formas perfiladas a Petro como uno de los principales aspirantes presidenciales.

"Nuestros resultados han sido muy positivos", declaró Petro ante simpatizantes después de que se dieran a conocer. "Hoy, las campañas presidenciales".

Duque dijo que no "haría trizas" el acuerdo con las FARC, pero sí intentaría hacer algunos cambios, por ejemplo, en una cláusula que permite a los antiguos guerrilleros con las condenas por el tráfico de drogas participar en política. También ha pedido un control más estrecho de las finanzas del grupo.

"La verdadera paz se construye con el triunfo del estado de derecho, sin relativizar la justicia", dijo a sus seguidores tras conocer los resultados electorales.

Sergio Guzmán, analista político en Control de Riesgos, señaló que si bien el apoyo a Duque era impresionante, era demasiado pronto para saber si ganaría las presidenciales del 27 de mayo. Los elementos críticos con el acuerdo de elegir entre Duque y Germán Vargas Lleras, el líder conservador del partido Cambio Radical. El voto de los partidarios del acuerdo está dividido entre Gustavo Petro, Sergio Fajardo y Humberto de la Calle.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo